10 cosas que aprendí de mi enfermedad

Cuando empecé este blog, hace casi 10 años, puse la foto de otra chica en el perfil porque sentía verdadero pavor de exponerme en público.

Y ahora ¿qué me lleva a exponerme de esta manera sobre algo que, hace algunos años, solo habría comentado a mi familia y amigos?

Y ¿qué tiene esto que ver con el inglés y este blog?

La siguiente reflexión:

"La vida es tremendamente precaria, un día estamos aquí en este mundo y al siguiente no. Si mientras esté en este mundo puedo compartir con vosotros una experiencia que pueda beneficiar, aunque sea a una sola persona, me daré por satisfecha.

Total, cuando ya no estemos en este mundo (tú, yo y el vecino del lado), qué más dará una foto, el qué dirán o qué pensarán, mi nombre, este blog, el inglés, o lo que sea. 

Lo único que de verdad importará será lo que hayamos hecho, o no, por los otros. Eso es lo único que al final queda. "

Lo cierto es que ya llevo casi un año poniendo fotos mías en Facebook, este blog y Twitter, en las que se me puede ver realizando viajes, haciendo ejercicios, o celebrando mi cumpleaños. Algo que antes nunca hacía.

Esto es así por la tremenda alegría que da poder compartir mi mejor aspecto tras aquel terrible día, hace casi exactamente un año, en que acabé en urgencias de un hospital público de Madrid.

En la foto de la izquierda de más arriba, se puede ver mi rostro ese día de octubre de 2014.

Cómo comenzó

Todo comenzó, meses antes, con unos eczemas en la planta de mi pie derecho que mi alergólogo de entonces, achacó a un alergia al polen que entraba en contacto con mis pies.

Como los eczemas no desaparecían, sino que continuaron saliendo por la pierna y el brazo derecho, visité a otro médico alergólogo que me dijo que el problema era dermatológico y que por tanto, debía acudir a un dermatólogo para que me tratara.

Me aseguró que el problema no tenía que ver nada con alergias alimentarias, así que podía comer de todo.

Muy contenta, tras este primer diagnóstico, me fui a tomar un helado y un trozo de tableta de chocolate. Siempre fui una fanática de todo lo dulce: chocolates, bollos, coca-cola, que ahora no puedo probar ni de broma.

Al día siguiente, amanecí con la cara que se ve en la foto de la izquierda y me fui, rápidamente, a ver al médico de urgencias del ambulatorio del pueblo donde vivo a las afueras de Madrid.

Como tenía los labios muy hinchados, el médico del ambulatorio se puso un poco inquieto creyendo que me ahogaría y me dijo que tenía que ir de inmediato a Urgencias a un Hospital de Madrid.

Al ver su expresión de alarma, yo me puse muy nerviosa porque empecé a pensar que me podía morir en cualquier momento. Subí a mi coche y me fui a Urgencias como él me había pedido.

En Urgencias me observaron varios médicos y me hicieron muchas preguntas. Ninguno sabía lo que tenía así que ordenaron una biopsia.

El diagnóstico

El resultado de la biopsa fue "dermatitis de contacto", que es una definición genérica que no dice mucho porque indica que tienes dermatitis causada por algo con lo que entras "en contacto", que no se sabe qué es.

A partir de ese momento, empezó un calvario de visitas al dermatólogo, con pruebas de alergias a productos y corticoides que complicaron aún más mi vida diaria.

Ya no solo me ardía toda la piel sino que además cogí un infección estomacal derivada de los corticoides.

Busqué en internet, desesperadamente, casos como el mío y di con un chico que hablaba de hacer una dieta, suprimiendo alimentos alergénicos.

Empecé a probar con la dieta. Afortunadamente, los eczemas fueron desapareciendo poco a poco, pero el ardor en la piel persistía.

El médico del Hospital público insistía en que no estaba probado científicamente que una dermatitis atópica del tipo que yo padecía fuera causada por los alimentos.

Su curación, según ella, pasaba por el estudio de los productos que me producían reacción alérgica y suministro de corticoides.

Mi impresión era, por el contrario, que los alimentos que consumía a diario, sí tenían mucho que ver con la dermatitis y que el usar corticoides era poner un parche a una causa desconocida.

Mientras tanto me ardía la piel constantemente y lo única crema que podía soportar era la vaselina.

A veces, la piel de la planta de los pies se me quedaba pegada en los zapatos y tenía que utilizar talco para sacarmelos.

No me voy a quejar; hay enfermedades mucho más graves que la mía, pero nadie sabe lo que es vivir con la piel ardiendo todo al día hasta que no lo experimenta en carne propia.

Finalmente, los médicos me dijeron que era una enfermedad crónica que no tenía curación y que seguiríamos experimentando con parches en la espalda para ver qué mas reacciones alérgicas tenía.

Afortunadamente, unos 6 meses después, un ex-alumno me comentó la existencia de un médico internista que curaba la dermatitis a través de la dieta y otros métodos no tradicionales.

Como no tenía nada que perder dejé de ir al Hospital público y decidí probar, no sin cierto temor a que fuera un timo que iba dejar sin un euro, ya que al ser un tratamiento privado su precio era elevado. 

Pero tuve suerte, di con un médico y un equipo excepcional que, poco a poco, me curaron cambiando la alimentación (ya sé qué puedo comer y qué no), haciendo ejercicios, tomando suplementos y haciendo algunos otros tratamientos muy largos de explicar aquí.

Ha sido duro, pero ha merecido la pena y les estoy tremendamente agradecida.

Ya no me arde la piel, y no tengo ni un solo eczema. Mirad la foto de la derecha, por favor.  La hice en septiembre del 2015.

De todo este proceso, en el que ya llevo un año, me han quedado varias enseñanzas que son las que quiero compartir con vosotros por si alguna vez os encontráis en una situación similar.

Estas son:

1.  De todo lo malo siempre se puede sacar algo beneficioso

Parece una frase hecha, pero no lo es. Es, en realidad, una gran verdad.

He sufrido mucho con el calvario de la piel que me ardía, pero he descubierto mundos para mí antes desconocidos.

He aprendido mucho sobre nutrición, ecología, productos químicos, formas de vivir, la paciencia y el apreciar cada día de mi vida como si fuera el único.

Aunque estés en un pozo muy oscuro y pienses que no puedes salir, recuerda que siempre existe una luz más arriba que a medida que te enseña a salir del agujero, te va dando lecciones de vida.

2. La salud y la enfermedad están separadas por un hilo muy fino

Yo siempre he sido una persona sana.

Nunca, realmente, he cometido excesos; quitando en lo que respecta a comer demasiadas cosas dulces. Pensaba que la enfermedad llegaba a personas más débiles que yo. Por ello, nunca imaginé que podía enfermar. Pero me equivocaba; la enfermedad llega en cualquier momento y más repentinamente aún cuando te vas haciendo mayor.

Por esta razón, cuando estés sano disfruta de tu salud, da gracias por tu salud y aprovecha tu salud para vivir la vida que tú quieres vivir.

3. El instinto, que no es instinto realmente, es a menudo mucho mejor consejero que los estudios científicos

Lo que llamamos instinto porque parece una respuesta inconsciente a un problema, es en realidad una acumulación de conocimientos y experiencias vitales que suelen salir a relucir en momentos de emergencia.

Mi instinto me decía que lo que me estaban diciendo los médicos tradicionales no valía para curarme; por eso abrí la mente a nuevos métodos de curación y acerté.

El instinto es como una lucecita que permanece alumbrándote y guiándote cuando todas las demás luces se apagan.  Es bueno prestarle atención porque sabe mucho más de lo que te imaginas.

4.  No hay que poner parches sobre los efectos, sino encontrar las causas

Muchas enfermedades en la medicina tradicional se pretenden curar poniendo parches (*). Como no se va a la raíz del problema, siguen apareciendo síntomas inexplicables por otros lados. Y lo que a era una enfermedad, se puede llegar a convertir en varias enfermedades distintas por un erróneo método de curación.

Lo cierto es que el cuerpo humano es un todo perfectamente integrado.  Y para curarlo hay que tratarlo como un todo.

A uno no le duele el estómago porque sí; le duele el estómago porque ha comido algo que le ha asentado mal o porque tiene una úlcera, o porque se ha dado un golpe. O, por todas estas causas a la vez, por tanto, si quiero que mi estómago vuelva a ser el de antes, debo tratar todas las causas y no solamente, tomar una medicina para evitar el dolor.

Esta visión holística de curación es más costosa, tarda más tiempo, pero es mucho más efectiva.
Esta enseñanza no solo vale para salud, también vale para la vida diaria. 

(*) No estoy en contra de la medicina tradicional. Al contrario, creo que es muy buena curando muchas enfermedades. Pero como no las puede curar todas, sobre todo las crónicas, merece la pena darle una oportunidad a métodos alternativos probados basados en la alimentación saludable.

5.  Cuidado con el azúcar

Después de todo lo que me ocurrido con mi cuerpo, he llegado a pensar que el azúcar es como un veneno.

Nos encanta y quizás en pequeñas cantidades sea asimilable, pero como actualmente una infinidad de productos alimenticios llevan azúcar añadido sin que tú te percates (el pan y ciertos embutidos, por ejemplo) es fácil que se superen los límites permitidos.  

Hoy en día, yo no puedo tomar ni una cucharada de azúcar añadido sin que se me desate algún efecto secundario; como picor en los ojos, lengua y esófago que me arden.

Nota: Te recomiendo leas, de vez en cuando, las etiquetas de lo que está comiendo. Te sorprenderá la lista de aditivos añadidos -que no puedes ni tan siquiera pronunciar- que tomas con cada alimento. Si bien es cierto que gracias a los avances de la industria alimentaria se ha evitado mucha hambre en el mundo; también es cierto que es recomendable saber muy bien lo que estás comiendo en cada momento.

6. A veces, tienes que aprender a palos

Si yo hubiera leído hace algo más de un año un artículo como este en una revista, o en internet, me hubiera llamado la atención, pero no hubiera pasado de ahí.

No somos preventivos, somos correctivos. Por eso, hasta que a ti personalmente te den "el palo", no te parecerá que el tema vaya contigo.

No te digo que cambies tu alimentación, o tu estilo de vida por uno más saludable sin más, sí te digo que observes, tomes nota y decidas por tu cuenta.

Comer saludable es más caro; pero lo que no pagas hoy en comida saludable, lo terminarás pagando en medicina más tarde.

7. Es tu forma de ser lo que te pone donde estás

Hay gente que tiene tendencia a comer sano y a hacer ejercicio y otra que no; yo era del segundo tipo.

¿Por qué comía yo tanto azúcar?

Porque era adicta y no tenía fuerza de voluntad para quitarme la adicción que al final me quitó la enfermedad.

Como todos los humanos, para ciertas cosas soy muy disciplinada, para otras un completo desastre.

Por ello, ahora sé que el acabar enfermando no solo depende del medio que te rodea, sino de lo que tú decidas que debe ser tu salud.

Recuerda que casi siempre decides tú: estar sano, ser saludable, hacer ejercicio, no estresarse.

8. Muchas enfermedades realmente no son crónicas

A ciertas enfermedades se les llama crónicas porque no sabemos cómo se curan, o se mitigan sus efectos.

Yo tendré que seguir toda mi vida con la dieta, pero tengo controladas las causas; por ello, ya no puedo decir que tenga un mal incurable.

Por eso, si te dicen que tienes un mal incurable y crónico, no te lo creas; es solo desconocido. Empéñate en buscar las causas, y no solo en poner un parche a los efectos.

9. Que tu alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento

Yo soy la prueba viviente de esta máxima ya que no he utilizado medicamentos para curarme.

Sí, una dieta antiflamatoria, ajo, cebolla, limón. El ajo negro, por ejemplo, que no conocía hasta hace unos meses, es mi gran aliado contra las alergias.

10. No se trata de vivir 100 años o más

Se trata de vivir los años que sean en las mejores condiciones posibles.

A menudo pensamos, "voy a comer esto", o "hacer esto otro" que no es nada saludable, total, si no voy vivir 100 años.

El problema es que no sabes cuánto vas a vivir y lo que es realmente indeseable es que sea cual sea el número de años que vivas, los vivas hecho un muerto viviente. Por eso hay que cuidarse; para llegar lo mejor posible a la edad que sea que vivas.

Por último, pedirte que si has pasado por una experiencia similar a la mía que te haya dejado alguna enseñanza,  te animes a compartirla en comentarios, Facebook o donde sea; así más gente se beneficiará.

Lo único que queda cuando te vas de este mundo es lo que has hecho, o no, por los demás.

Mónica
Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook 


curso de inglés online
Curso de inglés online
inglés para particulares 
  Inglés para particulares
inglés para empresas 
  Inglés para empresas








*********
Patrocinadores:

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.



David Villa estudia inglés en Kaplan International

************
Novedades:

Vamos a repasar:

***********
Cursos de inglés en el extranjero para todas las edades ofrecidos por EF.


Imprimir

30 comentarios :

Mario dijo...

Enhorabuena por la recuperación y por la valentía de compartir la experiencia. Un saludo.

Laura mariños dijo...

gracias por compartir tu experiencia y consejos

pepe dijo...

genial Mónica, aunque no tenga nada que ver con el inglés si con la valentía y el compromiso con la vida de una persona. Ahora sé porque me resultan tan interesantes tus entradas relacionadas con aprender ese idioma. Es tu nivel de compromiso y eso se extiende a todo lo que te rodea.
Gracias

Anónimo dijo...

Antes de nada, quisiera manderle mis más sinceros saludos cordiales a usted y aprovechar para felicitarle por este blog de gran utilidad al que suelo visitar para aclarar mis dudas respecto al Inglés. Nunca antes había escrito, pero tras leer esta entrada en la que nos relata su tan dolorosa experiencia en donde se muestra su más verdadera sinceridad, he decidido realizar este comentario.

Monica, quisiera decirle respecto a su enfermedad, que conozco gente de mi entorno que tiene problemas similares, pero estos suelen ser por alergias que tienen en la mayoria de los casos relación con la vegetación, al polen. Estas personas tienen a rascarse como auténticos locos por no exagerar, debido a su desesperación. Compran todo tipo de cremas, ya que las recetadas por los médicos según me han comentado, no tienden a ser efectivas, ya que no alivian los sintomas. Solo sienten alivio en el cambio de estación, pero no consiguen curarse de sus alergias.

A parte de la alimentación.
He leido que vive a las afuera de la ciudad. ¿En la zona en la que reside hay zonas de humedad, hongos y vegetación en abundancia, concretamente olivos?
La causa de este tipo de agentes podría quedar descartada, ya que como mencionó, ocurrió en octubre, cosa que esto suele ocurre en la estación de primavera con el polen.
¿Vive en un lugar donde hay hongos que pueden estar en paredes, techos, etc?

En cuanto a la alimentación, pues le diré que también soy un adicto a los alimentos azucarados, sobre todo a los producidos por empresas que pese a que llevan el registro sanitario, siempre hay esa tendencia de "maquillar los datos reales" al igual que hace poco ha ocurrido con cierto fabricante automovilísito.

También, hay otra cosa de uso, aunque en su caso lo descarto, pero si algún que otro visitante lee esto, debería de prestar atención a los productos de cuidado personal de uso tópico sobre la piel. ¿Alquién tiene la más mínima idea sobre qué compuestos tiene una simple crema para el cuidado de la piel o una simple espuma para el afeitado másculino?

Antes de acabar, me gustaría preguntar si en su experiencia, ¿ha llegado a recopilar algún tipo de listas con esos productos venenosos que han conseguido que enfermase? Me gustaria saber si algunos de estos productos pertenecen a fabricantes conocidos. Si por motivos de Copyright no puede especificar las marcas en su blog, me gustaria conocerlas a través de algún otro medio.

Le deseo de todo corazón que no vuelve más a enfermar de algo así, que se recupere, que la vida, una de las cosas más importantes que tenemos es la salud, ya que sin ella no somos nada, absolutamente nada.

Monica, es usted una chica preciosa, parece que no han pasado los años desde su actual foto en comparación con su foto de avatar.
Esto se lo dice un joven de 24 años.

Muchas gracias por compartir esto con nosotros.

Eva dijo...

Hola Mónica, la verdad que no entiendo como los médicos no te hicieron un test de intolerancia alimenticia, más que nada para descartar. Hay muchos alimentos como el chocolate, marisco, frutos secos y etc que pueden provocar el tipo de eczema que tu tenías.
En mi opinión y por experiencia propia lo mejor en estos casos es ir probando médicos diferentes públicos o privados. Es el médico y no el hospital el que sabrá lo que tienes, por eso hay que dar con él.
Un libro que te recomiendo es "La digestión es la cuestión" de Giula Enders una médico alemana que decidió estudiar medicina por un problema similar al tuyo, y descubriendo ella misma que eran las intolerancias alimenticias las que le provocaban los problemas que tenia en la piel.

By the way, I love your blog. It is very useful :)

Anónimo dijo...

Hola Mónica, llevo un tiempo siguiéndote y quiero decirte que considero que eres muy valiente contando tu tema personal. Desde aquí mucho ánimo y adelante!

lorors dijo...

You are a beatiful woman! Tanks you for share your experience! I hope you are very happy and always teach us ;-)

Mónica dijo...

Muchas gracias por los comentarios. Son muy alentadores. :)

Anónimo: Donde yo vivo no hay olivos y es más bien una zona muy seca sin nada de humedad.

El problema reside en el estómago y en el sistema inmunitario que interpreta que ciertos alimentos y el polen, polvo y ciertos productos químicos de uso habitual como tóxicos.

No solo soy alérgica al polen y al polvo, sino también al katón, una sustancia que está en muchos productos de higiene personal como el champú, cremas además de productos para la limpieza. El katón tiene otro nombre químico difícil de recordar. Si lo buscas en internet lo encontrarás. Si lees las etiquetas de los productos que utilizas para limpiar verás que casi todos contienen katón.

Ahora en mi casa procuro que NO haya productos sin katón.

Algunos estómagos, como el mío, son más vulnerables a todos estos ataques; de ahí la hipereactividad.

Siendo así la alimentación es clave para protegerse puesto que si comes alimentos con muchos aditivos químicos, azúcar, gluten y lactosa, debilitas aún más el sistema inmunitario.

Mi mejoría vino precisamente por cambiar la alimentación. Cosas que antes me producían alergia ya no me la producen. Muchas gracias por el comentario. :)Mónica

Eva Los médicos sabían perfectamente que yo era alérgica a muchos alimentos, pero no pensaban que fueran estos alimentos los que produjeran la dermatitis. Visité 4 médicos, el cuarto me curó. Muchas gracias por la recomendación. :)Un saludo, Mónica

Eva dijo...

Hola Mónica,

Antes de nada felicitarte por la mejoría y el cambio de vida y alimentación.

Yo he pasado por una situación muy similar a la tuya y al igual que tú comía muchos dulces. Durante muchos años me estuvieron haciendo todo tipo de pruebas no sólo dermatológicas, si no también neurológicas etc y al final la única respuesta que obtenía era que era por estrés, parece ser que hoy en día los médicos cuando no saben que pasan es que es por estrés.. Al final llegué a un médico también que trataba las cosas a través de la alimentación y suplementos y todos mis síntomas desaparecieron. Ahora tampoco consumo nada de azúcar, ni lácteos, gluten... Cuando consumo algún alimento así mi cuerpo lo nota enseguida, picores, mareos, estado de ánimo, pero como no son síntomas de alergia a alimentos ni intolerancias en sí los médicos no lo dan credibilidad.

En cuanto al tema de las alergias al polen, olivo etc que comentan más arriba no es un problema como dices del polen, yo nunca había tenido ningún tipo de alergia y cuando mi cuerpo empezó a desarrollar los otros síntomas también empecé a desarrollar alergia a ciertos árboles. Es una respuesta de tu sistema inmunológico y que a nivel intestinal que no funciona bien.

Hoy en día los médicos me siguen diciendo que la alimentación no tiene nada que ver, espero que algún día se puedan dar cuenta de que hay otras formas de curar y mucha gente se evitaría tomar miles de pastillas que mientras te arreglan una cosa te fastidian otra (tampoco estoy en contra de la medicina ni crea que todas las enfermedades se curan haciendo ejercicio) pero sí hay muchas cosas que podemos evitar simplemente cambiando la alimentación.

Un saludo



Anónimo dijo...

Gracies per compartir aquesta experiència.
Salut i per molts anys

Mónica dijo...

Eva Increíble. Es exactamente como mi caso.

Yo tampoco tuve ninguna alergia ni intolerancia hasta los 40 años. Nada. Fue a partir de empezar a consumir muchos productos con sacarina (aspartamo) cuando por primera vez desarrollé alergia al polen y a los gatos.

Ahora, como tú dices, con el cambio de dieta, las alergias han ido, poco a poco, desapareciendo.

Afortunadamente, tardé unos 6 meses, desde el brote más acusado de dermatitis, en dar con el médico adecuado que me curó. Fue suerte, puesto que si no hubiera sido por él todavía andaría dando tumbos y con la piel ardiendo.

Muchas gracias por compartir tu experiencia. Mónica

****
Anónimo: Moltes gràcies a tu



Anónimo dijo...

Mónica, siempre leo tu blog, pero antes no había escrito. Me quede sorprendida cuando vi las fotos de inició del posteo en el lector, y llena de admiración al ver lo que escribías por el valor y la intención de ayudar. Viví una experiencia similar a la tuya y también además de acercarme al Creador; la dieta me ayudó practicamente a superar la crisis de alergias en la piel. Quería agradecerte y preguntarte además del ajo negro que otro suplemento o alimento consideras que ha sido importante para mantener a raya las alergias. A mi me sirvió mucho dejar las patatas porque desarrolla levaduras,también elimine el azúcar blanco y he notado que determinadas marcas de azúcar morena pueden ocasionarla, otras no. Además algo que me sirvió mucho fue el zinc. Te agradecería que me recomendarás otros alimentos. No tenía idea del ajo negro... He leído y parece muy bueno. Gracias. Nani

Mónica dijo...

Nani, muchas gracias por tu testimonio.

El problema es que tendrías que tener una dieta hecha a medida por un médico y nutricionista para que sea efectiva.

Yo, por ejemplo, no tomo nada de levaduras. Solo crackers y pan germinado.

Los alimentos que más me ayudan con las alergias son el ajo (el ajo negro es ajo fermentado que venden en los herbolarios, que sabe más bien dulce y no te deja ese olor tan fuerte del ajo natural), la cebolla y el limón (zumo de limón endulzado con stevia 100%).

Saludos

alix dijo...

Enhorabuena por tu blog y gracias por compartir tu experiencia. Podrías decirnos el nombre del médico que te dió la dieta? Gracias

Diana dijo...

Monica muchas gracias por compartir tu experiencia. Eres una persona maravillosa

Alicia dijo...

Hola Mónica, gracias por compartir tu experiencia. Siempre sacas aspectos motivacionales y los relacionas con el aprendizaje, cada día soy más fans de tu blog. Después de leer sobre tu enfermedad me voy a tomar más en serio las intolerancias alimentarias y es posible que acuda a un especialista para un chequeo y una dieta personalizada que disminuya algunas de mis reacciones alérgicas. Un fuerte saludo y gracias.

Mónica dijo...

Alix: El médico se llama Francisco Tinao, búscalo en internet. Medicina integrativa. Muchas gracias Alix por el comentario

Diana: Muchas gracias por tus palabras. Saludos

Pilar dijo...

Hola Mónica,

Me alegro mucho de que hoy ya puedas decir que estás recuperada. Solo quiero darte las gracias por contar tu experiencia, a mi me ha hecho recapacitar sobre el tipo de alimentación que llevo y tengo el firme propósito de hacerla mas saludable. También quiero agradecerte que hayas seguido publicando regularmente a lo largo de este último año a pesar de la enfermedad. Tiene mucho mérito.

Un abrazo,
Pilar

Angel Diaz dijo...

Hola Monica. Tengo años siguiendote e intentando aprender Ingles. De verdad que estimo muchisimo tu sinceridad y la voluntad de compartir tus cosas. A veces todos pasamos por situaciones dificiles y creo que se hace un gran favor a los otros cuando compartimos nuestras experiencias. Espero que sigas bien y dejame decirte que estas guapisima y irradias una gran energia.

Marcos dijo...

Sí. Gracias por compartir esto con nosotros. Saludos desde Perú.

Monicats dijo...

Muchas gracias Alicia, Ángel, Pilar, Marcos. Saludos Mónica

Gaba Diseños dijo...

Hola Genia!! un saludo muy calido desde Bahia Blanca, Argentina... Leo siempre tu blog, recibo los mails siempre y amo cada cosa q enseñás,porq me encanta como lo haces.. y en este caso puse fundamental atención a cada una de tus palabras... fueron palabras salidas del corazón de un ser maravilloso, con sus dejos de tristeza, alegría y demás emociones, lei en detalle y me senti muy identificada...yo empecé con un problema similar hace 3años, me la pasaba internada, con la cara desfigurada, no podia ni ir a trabajar (soy Docente y diseñadora independiente) trabajaba en mi casa como podia, lloraba del dolor,ardor,quemazón constante... rodaba de medico en medico, horas y dias de interanción, corticoides, uff! una tortura!! hasta q un buen medico se le dio por hacerme unas pruebas (cerca de 100) y detectó mis alergias, estoy en tratamiento de por vida, las alergias son así, las mantenemos dormidas, pero no se van...solo se alivian con buen tratamiento... asi que todas las semanas me hago aplicar las vacunas correspondientes y ya! con eso vamos...pero la parte mas triste de esto es q mi sistema inmune, todo, se hizo un lio y no me reconoce, asiq mis celulas se la pasan de fiesta atacandose unas a las otras, a tal extremo q el año pasado, tambien luego de internaciones, tratamientos q no resultaban y desorientación, porq mi cuerpo era un desastre, mi piel se me caía en pedazos,creían q era un terrible cancer, lloraba todo el dia...no podia ni vestirme... y el mismo genio medico q me detecto las alergias, entre ellas a todos los tipos de AINES, o sea q estoy al horno!! ese medico descubrió, luego de dos meses de estudios, q tengo un tipo de LUPUS, enfermedad complicada, pero q gracias a Dios hoy tengo controlada... me costo muchisimo aceptar q me pasa todo esto...porq soy una persona sumamente sana, no fumo, ni tomo alcohol, descanso lo necesario, me alimento super sano y variado,hago mucho deporte desde los 3 años de edad,.. entonces esto hoy con 35 años me tiene la cabeza con un martillo constante! es dificil, pero con ganas todo se puede!! tengo muchos NO y Prohibiciones en mi dia a dia pero se aprende!! y siempre dije " mi cuerpo es uno para toda la vida...no tiene cambio asi que hay q cuidarlo" y eso hice siempre.. y mas aun hoy lo sigo haciendo, ya q en vez de ir al medico 1 vez al año lo tengo q hacer cada 4meses.. pero esta vida se hizo para ser vivida!!
Uff! q pesada... perdon!! pero me senti muy identificada y me tenté a compartir mi historia,no estas sola.. somos muchos los q te hacemos el aguante! entre todos es mejor q uno solo!
Beso enormee!!
★´¨)
¸.★´¸.★*´¨) ¸.★*¨)
(¸.★´ (¸.★` ¤Gaba♥
https://www.facebook.com/disenosexclusivos.gaba
http://www.miscreacionesymas.blogspot.com/

Mónica Tapia Stocker dijo...

Muchas gracias Gaba por tu impresionante testimonio. Te deseo mucha salud y éxito con tus creaciones. Saludos Mónica

Olga dijo...

Hola Mónica!

Te quiero dar las gracias por tu testimonio y por haber sido valiente al compartirlo. Como much@s aquí , llevo años siguiéndote, también soy profesora de inglés y en un par de ocasiones te he preguntado cosas que tú me has contestado en forma de artículo, lo cual te agradezco mucho, dice mucho de cómo eres al igual lo que te pasó también explica porqué se te percibe como una persona extremadamente generosa. Yo tengo la suerte de no haber pasado por problemas graves de salud, pero nunca se está a salvo de que nos pase algo parecido más adelante, así que gracias por tu artículo y cuídate mucho que somos muchos aquí los que necesitamos tus consejos!!...Un abrazo.
OLGA

Casie dijo...

Hola Mónica. Lo primero enhorabuena por tu recuperación y ojalá sigas mejorando. Dicho ésto, comentarte que leo este blog desde hace muy poco tiempo, porque en unos meses me quiero presentar al examen CAE y me resulta de gran utilidad. Sin embargo, desde hace unos días ha sucedido una serie de circunstancias en mi vida que lo han trastocado todo, ya que desde septiembre había empezado a salir adelante y a mejorarme el ánimo después de unos 10 años de depresión y enfermedad. Ya estaba 'bien', y decidí empezar a vivir mi vida de manera feliz, por fin. Pero entonces, hace unos días me empiezan a aparecer una serie de manchas en la piel, sin motivo, de la noche a la mañana, que me han vuelto a hundir. Ayer estaba super deprimida, pensando en dejarlo todo, total para qué, pensaba, soy una de esas personas a las que no les sale nada bien, no puedo ser feliz. Eso era lo que pensaba, hasta que esta mañana abro tu blog, más que nada por rutina, ya que no estaba segura de si podía seguir con lo del inglés, y veo esta entrada. Quizás sea una exageración, pero para mí ha resultado como una señal divina, a algunos les pueda parecer ridículo, pero a medida que leía lo que habías escrito dentro de mí se encendía una pequeña luz y sentía esperanza, sentía que no debía rendirme, sí, en mi vida he recibido muchos golpes, pero los he superado; entonces por qué este tiene que ser el que me noquee. Así que gracias por levantarme tras la caída. Un saludo y que seas muy feliz.

Monicats dijo...

Olga: Muchas gracias por tu comentario. :)

Casie: Hay veces que yo creo en las señales. Parece un poco absurdo, pero, en fin, si te dan ánimo y te sacan de donde estás, son una buena señal. Sigue adelante con tus proyectos y el CAE, y si tienes alguna recaída, aquí estamos para darte ánimos nuevamente. Mis mejores deseos, Mónica

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tu experiencia. Me alegro mucho que estés bien. Siempre sigue delante como hasta ahora, no te estreses y sobre todo muchas gracias por seguir aportando tus conocimientos de inglés que me son de mucha ayuda.
Saludos desde Perú
Amadeus

Ana dijo...

Hola, sigo tu blog, me ha ayudado mucho. Me diagnosticaron alergias, polen, perros y gatos, alternaría, etc, hace años.He sufrido mucho hasta q llegó el diagnóstico y después tb. Desde hace años tengo problemas de estómago, no puedo dejar de intentar vomitar aunque el estómago vacío, síntomas como un virus. Y Muchos días me despierto con un terrible dolor de garganta, garganta inflamada, y cabeza. He ido a todos los médicos de mi ciudad, tb varios acupuntores y homeópata pero no han resuelto mi problema.Quiero pedir cita al médico del que hablas, pero no voy a poder viajar a Madrid hasta dentro de varios meses.Es terrible enfermar con tanta frecuencia, he pensado seguir dieta antiinflamatoria hasta q pueda ir a Madrid. Deduzco q no azúcar, miel sí?, no harina no integral, algunos tipos más recomendables ?, no tomo proteína animal, comenzaré a consumir productos ecológicos. Hablas de ajo negro, cebolla y zumo de limón, cantidad al día?, alguna recomendación en la forma de consumo?. Supongo alimentación variada, frutas y verduras, sup legumbres como 2 o 3 veces a la semana.Algunas recomendaciones más?.Muchísimas gracias

Mónica Tapia Stocker dijo...

Ana: Siento lo de tus enfermedades. Además, sé lo que es. Lo mejor es que te vea una nutricionista que está en el equipo de Tinao y que te hará una dieta a medida.

Yo no soy médico, como bien sabes, así que no te puedo decir exactamente qué hacer. Pero sí te puedo decir lo que yo hago, aunque lo que tú tienes no es exactamente lo que yo tengo.

Sobre las cantidades, solo te puedo decir con moderación, un gajo de ajo al día, media cebolla al día, un limón al día. El consumo de un producto en exceso te puede producir alergia o intolerencia.
Quito todo el gluten de trigo y los lácteos. Consumo leche de arroz, avena. El azúcar lo reemplazo por stevia, o agave (1 cucharada al día). Fruta (solo una al día). La mayor cantidad de productos ecológicos que puedo. Carne blanca, pollo, pescados blancos. Evito todo los productos precocinados, los fritos, el pan (tomo crackers sin gluten de trigo y galletas ecológicas sin azúcar), los postres, las tartas, el helado, el chocolate, las patatas, etc.

Espero que te sirva y suerte

Rubén Manzanedo dijo...

Hola Monica.

Soy Rubén de Perú. Leí tu historia y en verdad es muy interesante.
En casa tuvimos un problema similar. Ocurrió con mi hijo Luis cuando tenía 8 años. Una mañana despertó con ronchas en todo el cuerpo, muy similar a lo que muestras en la foto de la izquierda. Cuando lo llevamos a la clínica, el doctor dijo que era un cuadro de intoxicación y le aplicó una inyección. Al rato empezó a desaparecer las ronchas de la cara.
un poco tranquilo fui a trabajar. Después de dos horas mi esposa me llamó muy desesperada diciéndome que el rostro y el cuerpo de Luis parecía a Ben, el hombre de piedra de los Cuatro fantásticos.
Me llamaba de la clínica y el doctor le había dicho que tenían que hospitalizarlo porque se trataba de una intoxicación generalizada.
Es en ese momento que mi esposa recuerda que tenía una amiga anciana que cada vez que Luis no podía dormir de noche cuando era pequeño, la señora le hacía una "limpieza" con huevo, agua de florida y todo ello en medio de una oración. Para ti debe ser un poco extraño. Pero bueno,lo llevó a la casa de esa señora y después de la sesión, le dijo que había sufrido un mal aire. aunque no lo creas salió completamente limpio y sin ronchas en pocos minutos. Hasta hoy no ha vuelto a ocurrir ello. Luis come de todo, claro que siempre le inculcamos que coma todo natural y sano que es lo que hacemos en casa.Nada de comida que contengan preservantes ni colorantes.

Bueno ha sido un gusto contarte esto.

Saludos.

Rubén


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...