1.26.2013

¿Cómo practico inglés si no me gusta hablar?

Pregunta: 

Actualmente estoy viviendo en el Reino Unido por motivos de trabajo.

Trabajo como programador analista y tengo 36 años.

Tengo un montón de problemas con mis conocimientos de inglés y para ser sincero, estoy un poco desesperado. 

Supongo que los problemas a los que me estoy enfrentando son problemas comunes para todos los españoles.

Soy una persona que no habla demasiado, en realidad me encanta quedarme en casa. En mi trabajo soy muy tranquilo y no salgo muy a menudo, así que no soy capaz de practicar inglés y resolver mi problema. 

No puedo hacer lo que todo el mundo me aconseja: "Para mejorar lo que se necesita es practicar, practicar y practicar."

Miguel

*************

Respuesta:

Me gusta la pregunta de Miguel (nombre ficticio) porque pone de relieve un problema muy frecuente en los alumnos de inglés; no sólo es importante la técnica (cuántos verbos sabes, si puedes pronunciar, conseguir fluidez), sino también el aspecto emocional, o psicológico, de la persona.

La mayoría de los fracasos tienen lugar no tanto por nuestra falta de habilidades con una determinada materia, sino por nuestra resistencia a salirnos de nuestra área de confort.

Las personas que triunfan lo hacen, generalmente, porque están dispuestas a salir de esa área de confort.

Piensa en ti mismo.

Desde que te levantas hasta que te acuestas, la vida te está obligando a salir de tu área de confort: salir de la cama, enfrentarte al frío, ir a estudiar, ir a trabajar, comprar comida,  limpiar tu casa.  Durante el día casi todo es esfuerzo y, tan solo hay un poquito de relax, quizás cuando comes, te echas la siesta o miras la televisión.

Luego, vienen retos aun más complejos (hablar en público, intentar venderte a ti mismo, conseguir que un desconocido te haga caso) y es ahí donde empezamos a poner el freno y a decir "no, no, eso si que no lo voy a hacerlo."

Me pongo en el lugar de Miguel. Se dice a sí mismo "Ya he cumplido con venir a hasta el Reino Unido, conseguir un trabajo y procurarme el sustento. Y ahora resulta que para hablar inglés,  tengo que salir y socializar a todo costa; con lo a gustito que yo estoy en casa viendo la tele. Me niego a hacerlo."


Lo entiendo perfectamente porque yo me vi en una situación similar cuando tuve que aprender a conducir.  Odiaba conducir, me producía arcadas, odiaba los coches, no dormía la noche anterior pensando en que debía coger el coche al día siguiente.

Me pasaba los días soñando en cómo cambiar el sistema: ¿no podría ir la gente a pie a todos los sitios? Sería más seguro. ¿Por qué no inventan un coche que lo haga todo por ti?  ¿O uno con alas para que vuele y vaya tele dirigido?

Miguel me manda la pregunta porque quizás yo tengo una respuesta-truco que le solucionará el problema: "Sí, mira, si te pones a practicar frente al espejo unas cuantas horas mejorarás."

Esta respuesta no está mal. Algo se puede mejorar frente al espejo y repitiendo en voz alta.

Pero el habla humana no fue concebida para hablar frente al espejo. Fue concebida para comunicarse con otros y sobrevivir mejor.

Es tan importante comunicar bien que quienes son buenos comunicadores, generalmente, obtienen muchos mejores resultados en lo que se proponen que los que no lo son. Más sueldo, mejores puestos de trabajos, mejor trabajo en equipo, más reconocimiento.

Entonces, si el hablar inglés bien es un problema ¿Por qué no intentar mejorar saliendo de nuestra zona de confort? ¿Por qué resistirse a pagar el precio que hay que pagar?

A una persona que tiene un talento natural para los idiomas, hablar inglés en público le parece algo relativamente fácil. El precio que tiene pagar por hacerlo bien es bajo para ella.

Pero, quizás, esa misma persona tiene muchas dificultades con los números. Si puede apañarse en su vida diaria sin números, perfecto. ¿Pero si llegase el día en que los números fueran muy importantes en su carrera profesional?

Si quiere superar ese problema, tendrá que pagar el precio de no tener una destreza innata para los números practicando mucho más y con mayores dificultades que quien tiene un talento innato para ello.Y así, en todos los campos en los que no seamos buenos.

Ninguno de nosotros es perfecto, siempre hay algo en lo que fallamos.

No hay problema si  ese algo en lo que fallamos, no se interpone en nuestro camino: un idioma, la necesidad de vender, hablar en público, hacer cálculos... Pero si se interpone en nuestro camino, SIEMPRE hay que pagar un precio.

Yo pagué el precio de no tener habilidad alguna para conducir.

¿Cómo lo pagué?

Practicando muchas horas, pidiendo ayuda a mi familia y amigos, levantándome a las 6 de la mañana los sábados para ir con el coche a unas rampas de un supermercado y arrancarlo en medio de cada rampa hasta acostumbrarme al embrague.

Antes de eso, sudaba, se me revolvía el estómago, quería vomitar, no podía dormir por la noche, tenía pesadillas. Pasé meses practicando y pasándolo muy, muy mal, hasta que lo conseguí.

¿Cuál fue la gratificación?

La libertad de ir y venir donde yo quisiese, la libertad de no depender de nadie, la libertad de ser capaz de arreglármelas yo sola. Aún hoy siguen sin gustarme los coches, pero lo que yo quería conseguir, lo conseguí. Soy libre.

Repito esto último porque es importante: Lo que yo quería conseguir, lo conseguí.

Yo no quería ser Fernando Alonso. Yo quería simplemente no depender de nadie.

Lo primero que tiene que hacer Miguel es preguntarse si realmente quiere conseguir hablar inglés.  A mí me da la impresión de que sí porque dice que está desesperado. Pero por otro lado, puede que su rechazo a hablar sea tan grande que pese más que su desesperación. Por eso, es importante que ponga en una balanza los pros y los contras de hacer o no hacer el esfuerzo. Yo los puse cuando decidí aprender a conducir. Y me salió que debía hacer el esfuerzo porque quería ser libre.

Lo segundo que tiene que hacer es quitarse de la cabeza la idea de que existen trucos para conseguirlo. El único truco será -como he dicho- ponerse frente al espejo a hablar, pero no es suficiente.

Es igual que si a mí me hubieran dicho: "Mira, para evitarte la angustia que te produce conducir puedes conducir en un coche estático dentro de casa".

No, no señor, aprender a conducir no se aprende en casa, se aprende en la calle, en las autopistas, en los atascos, en las calles y aparcamientos estrechos del centro de la ciudad; te guste o no te guste; tengas o no tengas habilidad.

Una vez decidido que quiere realmente superar el problema, Miguel deberá:

1) Salir de la zona de confort

"No puedo hacer lo que todo el mundo me aconseja", es la negativa a salir de la zona de confort.

Esto no es verdad. Es tan solo una excusa, igual que la mía, cuando soñaba que inventaran coches tele dirigidos porque no me gustaba conducir.

Si ha sido capaz de pasar entrevistas en inglés, ir a Inglaterra, buscarse una casa, etc, Miguel es perfectamente  capaz de buscarse gente con quien charlar. Cuestión distinta es que no le guste, como a mí no me gustaba (y sigue sin gustarme) conducir.

2) Pedir ayuda

En lugar de intentar relacionarse con nativos directamente, puede ir con hispano parlantes que tengan amigos o conocidos nativos, e intentar que esa personas le presenten a algún nativo. Es como utilizar un comodín, cuando tú no tienes las cartas necesarias para jugar pides ayuda al comodín. Las personas que no tienen problemas para relacionarse, generalmente, no ven esto como una carga, es más, están encantados de estar con más gente a su alrededor para charlar.

3) Dar antes de recibir

Para que la gente te ayude y consigas tener un círculo de gente con quien hablar es importante dar. Quizás ayudar a alguien en el trabajo en un tema que a Miguel se le de bien y a esa persona no.

En general, si la persona se queda contenta con la ayuda, querrá hacer algo para devolver el favor y en todo ese proceso, Miguel se verá obligado a hablar.

Puede que se encuentre con aprovechados (siempre los hay), y en ese caso, hay que pararle los pies, pero, en general, no es así.


4) Ponerse metas cortas

No se trata de iniciar conversaciones de una hora con un extraño el primer día en Picadilly Circus, por poner un lugar. Se trata de ir,  poco a poco, con frases y diálogos cortos. Aquí  dejo ideas e incluso frases hechas para iniciar conversaciones con conocidos y extraños.

5) Quitarle hierro al asunto

Este es quizás el consejo más importante que te voy a dar. El que tengas éxito o fracases en un determinado tema, depende casi en un 99% de cómo te tomes el tema.

Si piensas que es un drama, que no puedes, que no te gusta; el asunto será verdaderamente un drama.

Si, por el contrario, piensas que es un reto, un juego, algo que te sube la adrenalina y te hace sentirte vivo, con toda probabilidad lo conseguirás.

La actitud mental lo es todo cuando se trata de conseguir objetivos.

"Todo en lo que enfocas tu atención, crece". Kevin O'leary.

***************

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.




************

 CLASES POR SKYPE PARA PRACTICAR EL SPEAKING   
Si quieres clases de inglés para practicar el speaking del PET- FCE-CAE o exámenes EOI por Skype, prueba estas clases de EBPAI.   También ofrecemos clases por Skype para empresas en Aprentias.
Si quieres puedes contactarnos por teléfono llamando al   (+34) 91 186 31 30  de 8 am a 20 horas (hora Madrid, España)
Clases de inglés por Skype para empresas
Profesores especializados en los problemas de los hispanohablantes. Hemos bajado los precios para el primer mes. Paga 3 clases y da una más gratis.
Clases de inglés por Sype para particulares

****************
Novedades: 


*****************
Cursos de inglés en el extranjero para todas las edades ofrecidos por EF.

Lee aquí los testimonios de personas que han realizado cursos en EF.

*******************


Curso gratuito TOEIC-Unit 1



Imprimir

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog Mónica. Siempre me sirve de estímulo, y tus comentarios son siempre acertadísimos.
Esta semana está viviendo una alemana con nosotros (amiga de uno de mis hijos) y después de unos días me voy soltando a hablar. Es maravilloso sentir esa INDEPENDENCIA en la comunicación y darme cuenta, que soy capaz de hablar en inglés.
THANK YOU SO MUCH FOR YOUR WORK.

Nieves.

SpanishDave dijo...

Mónica, siempre das en el clavo.

Hay personas más abiertas y más cerradas, pero creo que la comunicación es algo humano. Y si una persona no necesita comunicación no necesita saber inglés nin ningún otro idioma. Lo mejor creo que es buscar gente que tenga tus mismos intereses, puede que tus intereses particulares los compartas con muy poca gente, pero es lo bueno de Intenet. Es más fácil encontrarlos.

Anónimo dijo...

Hola Mónica, quería preguntarte si tener la radio de fondo durante un par de horas al día puede ayudarme con mi listening. Muchas veces estoy haciendo cosas y pongo música mientras, en vez de eso había pensado en poner la BBC o alguna otra emisora en la radio, pero no sé si al estar "oyendo" y no "escuchando" servirá para algo.

Un saludo y gracias.

Anónimo dijo...

Hola Mónica.

Me llama la atención la pregunta de arriba porque precisamente ayer noche me surgió una incertidumbre parecida: si cuando esté durmiendo, pongo música o grabaciones de personas hablando inglés en la calle a volumen bajo, me servirá de algo para mejorar mi listening?

Lo pregunto porque como la mayoría de los estudiantes de inglés lo que más me da problemas es el no entender lo que dicen los nativos, aunque en el writing me va bastante bien.

Espero que puedas ayudarme con esto.

Saludos.

Augusto.

Mónica dijo...

Pienso que oír inglés como sonido de fondo no ayuda mucho. Es mejor que nada, pero no lo recomiendo como método. Saludos

Anónimo dijo...

Hola Mónica, hoy encontré tu blog en internet y realmente me encantó. Gracias por compartir tus conocimientos y consejos, son realmente útiles. Sin pensarlo me pasé unas cuantas horas leyendo distintas entradas de tu blog y voy a seguir leyendo. Siento que expresas con palabras justas todos los problemas y dificultades que he tenido al aprender inglés y ahora por fin encuentro la respuesta a todos los por qué. De verdad gracias, tu blog me alegró el día. ¡¡Saludos desde Argentina!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...