Las 10 razones de porqué no progresas con el listening


Cuando comienzas a escuchar inglés eres incapaz de distinguir un sonido de otro; todo es un solo ruido. Si se trata de una canción, no es más que un ruido musical, que muchas veces te agrada.

Cuando te encanta una canción en inglés y no sabes suficiente inglés para entenderla, como te gusta, empiezas a tararear la letra sin saber lo que dices. En este caso lo que importa y lo que te llega es la melodía, no la letra.

Al ir avanzado con el listening, empiezas a distinguir una palabra de otra. Muchas veces, el entender unas pocas palabras que no entendías es todo un descubrimiento que te agrada. Suele ocurrir con las canciones; de pronto entiendes un par de frases de una canción que llevabas años escuchando y, quizás tarareando. ¡Qué alegría! Por fin, entiendo algo, dices.

Pero si no te ocurre esto, comienza la frustración.

Puede que exista un problema de oído, ya que hay personas a quienes realmente les cuesta mucho más entender que al promedio.  En este caso, es muy importante tener mucha más paciencia porque las técnicas para mejorar el listening dan resultando, pero de una forma mucha más lenta.

Además, de que puedas tener un problema de oído, si no progresas con el listening, lo más seguro es que estés cometiendo alguno, o varios, de los errores que enumeraré a continuación.

1. Te pones audios demasiado difíciles para tu nivel

Cuando eres beginner en el listening (sí, puede que seas intermediate o avanzado en gramática, pero eso no significa que lo seas en el listening; los niveles de las diferentes habilidades (gramática, listening, speaking, writing) a menudo varían) NO debes escuchar películas sin subtítulos, o audios de un nivel superior, como la BBC. Lo que ocurrirá, normalmente, es que no entenderás absolutamente nada.

Si eres beginner en el listening, SIEMPRE DEBES escuchar audios adaptados a tu nivel porque si no lo haces, te frustrarás.
Aquí tienes audios clasificados por niveles para ir ejercitando el oído.

Si tienes un nivel superior a beginner, entonces, puedes escuchar audios de un nivel superior, pero también es importante que bajes de nivel, y escuches audios de beginners porque te ayudan a aprender detalles que quizás hayas pasado por alto.

2. Haces listening pasivo

Escuchar, sin prestar atención a cada detalle ni repetir, es escuchar de forma pasiva. Este es el "pecado" más grande que puedes cometer con el listening.

No se puede aprender una canción, o una historia, un sonido, una estructura, si escuchas sin hacer ningún tipo de esfuerzo. Esto ocurre, incluso, en tu propio idioma. Si quieres aprender una canción en español ¿qué haces? La escuchas y repites hasta que te la aprendes ¿verdad?

Si la canción está en inglés, tienes que hacer lo mismo, aún cuando no entiendas lo que quiera decir la letra.

Por lo demás, entender lo que dice la letra es ahora infinitamente más fácil que antes cuando no había internet. Ahora, con poner "letra + nombre de la canción" o  "lyrics + nombre de la canción", encontrarás la letra, que puede que esté traducida al español si la canción es muy popular.

Escúchame bien: No se puede aprender inglés haciendo "listening pasivo", es decir, tú tumbado en un sofá esuchando un audio. No.

Tienes que hacer listening activo, es decir, TRABAJARLO. ¿Cómo? Así:

a) Escuchar solo unos segundos del audio.
b) Leer la transcripción del texto, y comparar el sonido con el texto. Nota: Sí, efectivamente, es mejor tener la transcripción del texto.
c) Buscar las palabras que no entiendes.
d) Repetir las palabras que no entiendes, una y otra vez, hasta que te aprendas el sonido.
e) Fijarte en la entonación, cadencia de la voz, enlace de palabras que hace la persona que habla o canta y tratar de emitarla.
f) Volver a repetir este proceso, una y otra vez, hasta que acabes de escuchar el audio.

No empezarás un nuevo audio, hasta que no te hayas aprendido el primero. No es grato, no es fácil, pero es que nada difícil es cómodo; si lo fuera, no habría tantos recursos, y gente intentado enseñar y aprender inglés. ¿Entendido?

3.  No tienes paciencia

La impaciencia tiene su razón de ser.

En momentos en que la supervivencia está en juego, o cuando tienes que tomar decisiones de forma inminente por cualquier motivo; la impaciencia es crucial para sacarte del atolladero.

Nadie puede estar realizando tareas que no le reportan ningún beneficio cuando debe conseguir comida y techo; o cuando está en juego algún bien valioso. Por eso existe impaciencia.

No obstante, la impaciencia con el "listening" es mortal ya que elimina la condición esencial para "descrifar el listening" y es que hay que escuchar muchas veces para entenderlo.

Un truco para tener paciencia es ir aumentando, poco a poco, el tiempo dedicado a la actividad que no te  gusta.

Es como cuando tienes que meterte a una piscina de agua muy fría, si no quieres zambullirte de una vez, vas poco a poco, con un pie primero, luego la pierna, luego el resto del cuerpo.

Con el listening, un día escucharás solo 5 minutos, al siguiente 10 minutos, al siguiente 15 minutos. Y, si un día es demasiado, vuelves a los 5 minutos. Lo relevante es que continues haciéndolo y que no lo dejes.

Es importante que aunque escuches tan solo unos minutos, obtengas resultados satisfactorios, ya que de esos resultados serán los que te animarán a seguir y a aumentar el tiempo del listening. Nota: En el siguiente punto veremos qué son los resultados satisfactorios y cómo gestionarlos.

Por otro lado, ten en cuenta que la paciencia marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Los que nunca quieren esperar por nada, suelen obtener eso: nada.

4. No estás apuntado tus progresos

El tener la sensación de que con el listening todo es fracaso, es muy negativo puesto que produce precisamente el efecto que queremos evitar que es la frustración. Por eso, es importante que apuntes tus progresos, aún incluso cuando el progreso haya sido entender una sola palabra.

Cómprate una libreta en una tienda de 1 euro, y apunta tus progresos con el listening cada día.

Por ejemplo, te costaba mucho entender las contracciones; y una en concreto "won't" la confundías con "want".  Pero, tras mucho repitir logras escuchar la diferencia. ¡Eureka! has aprendido a diferenciarla.

Cuando te sientas bajo, mira la libreta y lee los progresos anteriores; luego te dices: por supuesto que puedo seguir progresando. Llenaré esta libreta de progresos.

5. No eres lo suficientemente específico

En inglés (sobre todo el británico) hay una enorme cantidad de acentos; y como muchos sabéis, las variaciones de sonidos entre acentos pueden ser grandes.

En general, es bueno escuchar audios con diferentes acentos, pero si tienes que aprobar un examen Cambridge por ejemplo, debes escuchar los audios correspondientes al nivel de Cambridge que quieres acreditar, no las canciones americanas que te gustan, o series australianas.

Esto es aplicable a cualquier tipo de examen. Hay siempre que preguntar al profesor/examinador, cuáles son los audios que hay que escuchar y escuchar estos audios hasta quedarse sin aliento.

La razón estriba en que hay tanto que aprender, que si no eres muy concreto en lo que escuchas, no tendrás tiempo para hacerte con un determinado acento y entonación.  Por eso, para los exámenes, escucha los audios referidos para ese examen.

Lo mismo te ocurrirá por ejemplo, si tienes pensando pasar una temporada en un país angloparlante. Debes hacerte con ese acento específico porque sino, te costará mucho más entenderlos. Un ejemplo clarísimo, es Escocia. Este es un acento muy peculiar, es normal que si has estado escuchando solo inglés americano, no entiendas ni una palabra del acento escocés.

Aquí tiene un vídeo con ejemplos de acentos británicos.

6. No estás aprendiendo vocabulario

Seamos claros, en una gran cantidad de ocasiones cuando no entiendes lo que dice el audio es porque no sabes la palabra. Ya te puedes aprender el acento y la entonación, pero si nunca has escuchado una palabra ¿cómo la vas a entender?

Yo suelo mandar a mis alumnos como homework muchos listenings; y muchos de ellos, ni siquiera miran las palabras nuevas en el diccionario. Esperan a que se las diga yo. ¿Resultado? Que no se las aprenden y, por tanto, cuando vuelven a escucharlas, no entienden lo que dice el audio.
Y luego dicen: "Uff, es que a mí me cuesta mucho el listening."

No digo que sea tu caso necesariamente, pero si me gustaría que reflexionases sobre esto: ¿Estás realmente aprendiendo vocabulario mientras escuchas?

No es lo mismo buscar tú mismo las palabras, repetirlas en voz alta y ver sus significados, que esperar que el profesor lo haga por ti. Tiene que costarte esfuerzo para que logres finalmente aprenderlas.

7. Tienes la idea fija de que el progreso debe ser rápido

En inglés nada es rápido por la sencilla razón de que tienes que aprenderte miles de palabras y estructuras. Si en tu memoria no caben más que unas pocas palabras y estructuras cada semana, o cada mes. ¿Cómo va a ser rápido?

Sí, efectivamente, si tienes una memoria prodigiosa y en unos minutos te acuerdas de todo ¡Chapeau! Pero si tienes una memoria promedio, o mala memoria, tendrás que sudar tinta para aprender vocabulario, estructuras, sonidos y entonaciones.

8. No eres constante

Si tienes 20 años, has escuchado más de 43.000 horas de español desde que naciste.

¿Y pretendes entender todo en inglés con 40, 50 o 100 horas de listening?  Esta idea, como comprenderás, no se ajusta a la realidad.

Si has escuchado miles de horas tu propio idioma ¿por qué ibas a entender el inglés con muchas menos horas? Sería un milagro ¿No crees?

No estoy diciendo que para entender inglés debes escuchar 43.000 horas de inglés. No. Pero cuantas más horas de inglés escuches, más entenderás. Tan simple como eso.

Por eso, es importante que seas constante. No se trata de escuchar 3 horas un día, y luego olvidarse del inglés hasta que tienes que hacer un examen. No. Debes escuchar inglés TODOS LOS DÍAS, si quieres progresar.

Es lo que hago yo (para no perder la costumbre), es lo que hizo mi hijo para conseguir un nivel Proficiency, es lo que hacen todos los que tienen un alto nivel de inglés.

9. No has escuchado nunca inglés real

Una cosa son los listenings de los libros, o el inglés de los profesores y otra es el inglés real.

El no escuchar inglés real nunca, te convierte en un sordo; ya que hay una tremenda distancia entre el inglés adaptado a los alumnos que estudian el inglés como segunda lengua y el inglés que hablan a diario los nativos. Este último inglés es mucho más rápido, utiliza muchos más modismos, phrasal verbs, utiliza más contracciones y se enlaza mucho más (una palabra se pega a otra).

Una vez que superes la barrera de los beginners, ponte a escuchar inglés real -es decir, vídeos y películas para nativos- aunque solo sea unos segundos al día. Así, en tu siguiente viaje a un país angloparlante no te sentirás totalmente perdido. ¡Ojo! Debes trabajar también estos audios. Mira el punto 2. arriba para saber qué hacer. Lo ideal es que estos audios de inglés real sean con subtítulos o transcripción. Si no, es muy difícil progresar.

10. Te aburres como una ostra

El escuchar inglés no siempre tiene que ser algo pesado y desagrable; es posible aprender a escuchar y divertirse, pero para eso también tienes que poner de tu parte.

Debes ser creativo, tomártelo como un juego, reírte.

Esto lo puedes hacer fácilmente con las canciones, ya que muchas veces las palabras tienen doble sentido. Aquí tienes una recomendación: esta página fantástica, para hacer karaoke. Mira debajo de donde están los niveles, verás en pequeñito, la palabra "karaoke" con un dibujo de un micrófono.

Escoge tu canción preferida y simplemente haz karaoke. Cuando ya te hayas aprendido la letra, empiezas a jugar.

*****
¿Te extraña ahora que el inglés te suene como ruido? No tiene nada de extraño, si has estado cometiendo alguno de los errrores que acabo de relacionar.

Hazme un favor,  no los sigas cometiendo y no te autoengañes. Entender inglés cuesta, y cuesta aún mucho más si no tienes ningún método para hacerlo.


Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook 


curso de inglés online
Curso de inglés online
inglés para particulares 
  Inglés para particulares
inglés para empresas 
  Inglés para empresas








*********
Patrocinadores:

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.



David Villa estudia inglés en Kaplan International

************
 Novedades: 


***********
Cursos de inglés en el extranjero para todas las edades ofrecidos por EF.


Lee aquí los testimonios de personas que han realizado cursos en EF

Imprimir

2 comentarios :

GuillermoHayans316 dijo...

Justo lo que necesitaba! Muchas gracias por los consejos, eres lo máximo. Saludos

Rocío dijo...

Trabajar un texto en cuanto a vocabulario y gramática junto con su correspondiente audio trabajando en este la fónetica es un cóctel poderoso al aprender inglés ¡Puedo dar fe de esto! Durante casi un año, noche a noche, lo hice pese a que a veces me cansaba y logré entender inglés hablado con una claridad que era imposible para mi antes de comenzar (sépase que apenas entendía la última palabra de cada frase, si la entendía), además de incrementar en mucho mi conocimiento de palabras (y como se relacionan, es decir sinónimos, antónimos...), phrasal verbs, idioms, etc. Sólo lo dejé un tiempo por otros ejercicios porque me aburría y agotaba lo cual me impedía concentrarme, pero planeo volver a hacerlo y ver que sucede ahora. Suerte a todos ahí fuera que luchan por aprender inglés ¡Se puede aunque cueste y el esfuerzo se recompensa exponencialmente!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...