Aprender inglés trabajando de camarero en el Reino Unido (2)


¿Os acordáis de la chica colombiana que trabajaba de limpiadora en un lugar cercano a Londres?  Aquí está su historia.  Raquel me ha escrito contestándome lo siguiente.


Hola Mónica:


Te cuento que he contratado un profesor particular y ¡madre mía!  me pregunto por qué no lo hice antes. Me cuesta 20 libras/hora, pero me da igual yo he avanzado muchísimo más en dos días que con los 7 meses en el college. 

Además, tengo mi intercambio que me ayuda a pronunciar. Tendría que haber hecho todo esto antes. 

Además, vivo al lado de una iglesia y es verdad hay cursos de voluntariado para entretener a personas mayores en tu tiempo libre, he decidido que lo voy ha hacer. Así, al juntarme con personas mayores me obligaré a mí misma a hablar todo el rato en inglés. 
Muchas gracias por tus ideas. 

Es verdad tengo 20 años, dos años aprendiendo inglés aplicadamente en el futuro me recompensará. Un saludo.
Raquel 
************


Como prometí la semana pasada, hoy hablaré de Alberto (nombre ficticio), un español que está trabajando de camarero en Inglaterra.




Segundo caso


Alberto (nombre ficticio)
Nacionalidad: española
Estudios: Licenciado en empresariales
Edad: 24 años
Trabaja: Camarero
Lugar:  Harrogate, Yorkshire, Reino Unido



 Pregunta:

Hola Mónica:

Soy Alberto de Madrid. Tengo 24 años.

 Actualmente estoy en el centro norte de Inglaterra, en Harrogate, cerca de York, trabajando como camarero en un hotel. Llevo cuatro meses y medio aquí, camino de cinco, y bueno tengo algunas cosas que preguntarle.

Como español he estudiado inglés en el colegio, y todos sabemos lo que eso significa, mucha gramática, algo de vocabulario y nivel muy muy bajo de listening y speaking.


 El caso es que tras cuatro meses aquí, noto muy pocos cambios.


 Estoy yendo a un college, dos veces a la semana, unas 4, o 5 horas, entre los dos días, ya que trabajando, no puedo venir más.
...
La verdad es que está bien porque hablamos entre los compañeros, con la profesora, pero tengo muchas carencias y veo que mi progreso esta siendo realmente lento. 


Estoy intentando ver la tele todo lo que puedo para intentar acostumbrar mi oído, pero nada, es horrible, no consigo hacerlo, oigo ruido, ruido y ruido. Lógicamente, entiendo cosas, pero un alto porcentaje no soy capaz, y por supuesto cuando estoy en una conversación entre ingleses me resulta muy, muy dificil seguirla, por no decir que no la sigo.
 

Sinceramente, no sé qué hacer o cómo hacer. Estoy intentando seguir con la gramática para no olvidarla, tomo notas, veo la tele, trabajo con ingleses pero nada, y veo que pasa el tiempo y no sé qué va a pasar en los próximos meses.

Si tengo que hacer balance, pues es cierto que algo mejor que cuando vine estoy; exactamente igual no, pero aún así es demasiado lento y está siendo superfrustrante. Tengo la sensación de que han pasado cuatro meses y que estoy casi igual que cuando vine, sobre todo en el listening.

....
En mi caso estudié empresariales en Madrid, y necesito el inglés para poder accede a un puesto de trabajo en España.
 ...
Mi idea es quedarme mínimo hasta agosto, y para entonces llevaré aquí 9 meses y luego quiero seguir con el inglés, porque sé sobradamente que lo voy a necesitar, pero no sé si aquí, o en Estados Unidos, ya veremos, pero seguir más tiempo seguiré, eso seguro.
 

El caso es que necesito alguna recomendación, no sé, algo que me haga ver la luz, porque me cuesta horrores oir, hacer un listening, es mi punto débil. Además, me falta mucho vocabulario, expresiones, fluidez y soltura, en fin, que nos damos cuenta cuando venimos aquí que sabemos muy poco inglés. 

Lo que quiero es entender, hablar con soltura, no oir un ruido y ya, que es lo que ahora oigo.
Sé que los milagros NO existen, que hace falta tiempo, que hay que ser constantes, en fin, es lógico, pero ¿qué puedo hacer?¿cómo?, ¿es normal que después de más de 4 meses aún este así?
 

Un saludo y gracias de antemano.

Alberto

************ 

 Antecedentes

Alberto me escribió un segundo correo (que no reproduzco por razones de espacio), en el cual, me cuenta con mucho más detalle sus problemas.

Resumen de los problemas de Alberto con el inglés:

1) Cree estar entendiendo muy poco inglés para el tiempo que lleva en Inglaterra (4-5 meses). Aunque sabe que el acento de Yorkshire es difícil de entender, le desespera el hecho de sólo entender a los extranjeros que hablan inglés como segundo idioma, pero no a los nativos.

2) Pasa muchos apuros trabajando de camarero porque no entiende los pedidos en inglés. Los clientes tienen que repetirle los pedidos y sus jefes, y compañeros no le ayudan.

3) No tiene vida social. Sólo le echa una mano una chica española en el trabajo. No le gusta el sitio donde está, quisiera marcharse el próximo mes de agosto (tras nueve meses de estancia).

4) Tampoco puede hablar mucho; aún le falta mucho vocabulario y fluidez.

La pregunta concreta de Alberto es si es, o no, recomendable volver a España tras trabajar 9 meses de camarero en Inglaterra. Y, además, quiere saber qué hacer con el listening.

*********

Lo que más me llamó la atención del correo de Alberto fue su nivel de desesperación.

Sabe perfectamente que se tarda en aprender inglés, que hay que esforzarse, que tiene que continuar estudiando, pero parece estar tan desesperado que tiene ganas de tirar la toalla. Por tanto, lo primero que haremos es tratar el aspecto psicológico de este caso, para luego analizar el técnico (qué debería hacer con su inglés para mejorar más rápido).

Aspecto psicológico

En el caso de Alberto, yo diría que el inglés no es su principal problema.

Su principal problema es el aspecto psicológico: cómo mantenerse razonablemente sano mentalmente en un ambiente que le es totalmente hostil.

No sólo es que no entienda inglés, es que odia el lugar donde está y lo que está haciendo.

Aún más, sabe perfectamente que 9 meses de estancia en Inglaterra no son suficientes para aprender inglés, pero como no soporta trabajar y vivir donde está, me traslada a mí la pregunta de si son suficientes esos 9 meses.

Este es un ejemplo típico de lo que ocurre cuando la emoción domina a la razón, del que hablé en el post anterior. Mira aquí lo que dice el neurólogo Joseph Ledoux sobre este dominio de las emociones en nuestra vida.

Esto quiere decir, en la práctica, que por mucho que Alberto se repita "Voy a pensar en positivo", "Voy a tomármelo lo mejor posible", cada vez que alguien la pida algo en el hotel y él no entienda se dirá: "No puedo", "no me gusta", "me marcho en cuanto pueda."

En este contexto, para poder tomar una decisión correcta, es muy importante- repito-, muy importante, estudiar con lupa las alternativas.

Alberto habla en su segundo correo de estas dos alternativas:
  • Volver a Madrid a hacer un máster y seguir con el inglés en España.
  • Intentar irse a Estados Unidos con un amigo.

Analizando las opciones, distintas a seguir trabajando de camarero en Harrogate, veo que todas ellas tienen un gran condicionante: "el dinero" (que es, por lo demás, el condicionante que tenemos, algo así como, el 99% de las personas que habitamos el planeta).

Me explico: Si Alberto tuviera dinero suficiente para pagarse el mejor curso de inglés ¿habría ido a Inglaterra a trabajar de camarero?

Si Alberto estuviera tan seguro que la mejor opción es volver a Madrid a hacer un máster, o irse con un amigo a Estados Unidos ¿me habría mandado a mí un correo para preguntarme qué hacer?

 No ¿verdad? Se habría comprado el ya el curso de inglés estupendo, o estaría ya en Madrid haciendo el máster o, quizás se hubiera ya comprado el billete para irse con su amigo a Estados Unidos.

Entonces ¿qué puede hacer dada la limitación de recursos?

Para poder saber cuál es la mejor opción, voy a aplicar "la técnica del pensamiento adecuado" que presenté en mi anterior post.

Si recordáis en el anterior post, "la técnica del pensamiento adecuado", (con algunas pequeñas adaptaciones para el caso de Alberto) consiste en:

 1) Pensar a largo plazo y cambiar el foco

¿Cuál es el objetivo de Alberto a largo plazo?

En el caso del inglés sería que necesita, al menos, dos años, para hacerse con un nivel aceptable de inglés. Esto es también lo que dije en el caso de Raquel en mi post anterior.

Pero, en el caso de Alberto, iré un poco más allá porque él está aprendiendo inglés para poder poner en práctica lo que ha aprendido en la carrera.

En lo que respecta a su vida profesional, ese pensamiento a largo plazo debe ser: "ser capaz de desarrollar las habilidades que le permitan ganarse bien la vida en una economía mundial inestable".

Fijaros aquí en un detalle importante: no he dicho "trabajar de economista en una empresa", he dicho en cambio: "desarrollar ciertas habilidades". ¿Por qué?

Porque aún cuando consiga trabajar en una empresa (cuestión bastante difícil en estos momentos en España), si el día de mañana le despiden, se encontrará nuevamente sin saber qué hacer.

Por tanto, pensar a largo plazo, significa en el caso de Alberto utilizar tu tiempo y energías en:
  • Aprender a vender.
  • Aprender a comunicarse (escribir y hablar correctamente, a ser posible en inglés y español).
  • Aprender a relacionarse  (networking).
  • y hacerse experto en una, mejor dos, materias, que sean de tu interés.
Más de alguno pensará "¿aprender a vender? ¿para qué? Eso es solo para los que quieren ser vendedores." Pues, no, rotundamente no.

Además, de por no saber inglés, hay dos razones por las cuales no se superan las entrevistas de trabajo: la primera es la falta de conocimientos y experiencia en el trabajo ofertado y la segunda es no saber venderse. Sí, efectivamente, uno mismo es la mercancía (como he dicho en muchas ocasiones en este blog) tanto si trabaja por su cuenta, como si trabaja para una empresa.

Cambiar el foco

Con estos antecedentes, vamos a cambiar el foco del pensamiento diario de Alberto en su trabajo de camarero. Veamos cómo:

Alberto no está realmente trabajando de camarero, está adquiriendo destrezas muchísimo más trascendentales para su vida que la de servir la comida a los huéspedes de un hotel. En concreto:
  •  Está aprendiendo a comunicarse en uno de los tipos de inglés más difíciles de entender (el de Yorkshire). 
  • Está aprendiendo a venderse en un ambiente hostil.
  • Está aprendiendo a relacionarse con gente que no demuestra ningún interés por él.
  •  Se está haciendo un experto en  saber cómo funciona un hotel, o el servicio de restauración de un hotel.
 Todas estas materias que ahora le parecen inútiles y sin sentido, el día de mañana "serán oro en paño".

Voy a relatar nuevamente aquí una anécdota que ya conté en otro post, para explicar con un ejemplo lo que estoy diciendo. Cuando yo tenía 13 años tuve que hablar en público, por primera vez, en el colegio al que asistía en Estados Unidos. Recuerdo perfectamente que cuando iba de camino al colegio tenía arcadas del pánico que me producía tan solo el pensamiento de hablar en público. Sabía que todos los demás niños estarían mirándome, riéndose quizás de mí, esperando que cometiese errores. No obstante, tras esa experiencia tan difícil ya nunca más tuve miedo a hablar en público. Me curé de espanto.

Ahora pregunto: ¿Creéis que Alberto aprendería todas estas destrezas en un curso de inglés estupendo en un ambiente simpático?

Pues, no. Aprendería otras destrezas, pero tan valiosas como las que he relacionado.


Moraleja: Cuanto más grande sean las piedras que logres sortear en el camino, más grande y directo será el puente que te permitirá llegar hasta donde tú quieres ir.


2) Fijarse objetivos realizables, concretos y medibles

Como he dicho en el caso de Raquel, en el día a dia, hay que fijarse objetivos realizables, concretos y medibles. Estos objetivos son válidos para el inglés y también para la futura vida profesional de Alberto.

Doy ejemplos:
  • Entender cinco oraciones en inglés de Yorkshire en una semana. 
  • Aprender el vocabulario específico que se utiliza con los huéspedes del hotel.
  • Intentar hablar a un desconocido cada semana. Pedirle que le indique una dirección, por ejemplo.
Recuerda: Es importante apuntar en un cuaderno las metas y los objetivos conseguidos y no conseguidos. Y también premiarse cada vez que se consigue algo, y analizar los problemas concretos cuando no se consigue lo esperado.


3) No parar hasta conseguir el objetivo deseado

Una vez centrados en un objetivo concreto es mucho más fácil conseguir llegar a la meta.

Fijaros que la meta no es ahora sólo aprender inglés, sino conseguir esas destrezas que ayudarán a Alberto a tener trabajo toda la vida. Con una meta tan importante (dividida en pequeños objetivos) la motivación debería ser necesariamente mayor.

Veamos ahora el aspecto técnico.


Aspecto técnico (qué debe hacer Alberto con su inglés).


Cómo mejorar el listening


Vamos a  hacer una prueba. Mira este vídeo.



¿Has entendido algo? No ¿verdad? Yo tampoco.

Se trata de un chico que habla con acento de Yorshire (zona en la que vive Alberto).

Efectivamente, el acento de Yorkshire es muy difícil de entender y si yo no lo entiendo, es muy probable que casi nadie que no esté acostumbrado a ese acento lo entienda.


Ahora mira este vídeo.



Se trata de un acento estándar que utilizan la mayoría de los periodistas de la BBC.

¿Tampoco lo has entendido a pesar de llevar unos años estudiando inglés? Esto también es normal. Cuando llegas a Inglaterra todo lo que escuchas son ruidos, tal y como dice Alberto.

Pregunto ahora, si ni yo -que llevo toda la vida hablando inglés- entiendo el acento Yorkshire ¿se debería preocupar Alberto por no entenderlo después de 4 meses de vivir ahí? No, rotundamente no. Eso no hay quien lo entienda. Es lo que suele ocurrir con, casi todos, los acentos del norte del Reino Unido.

La meta, por tanto, no debe ser entender el acento de Yorkshire, sino el de la BBC, que es mucho más digerible.

Otra pregunta: ¿Cuánto tiempo te llevó aprender español?  Te lo digo yo: un niño no empieza a dominar su propia idioma hasta, más o menos, los 7 años. ¿Por qué, entonces, tienes que tardar 4 meses en aprender inglés?  ¿Por qué eres adulto y aprendes más rápido? Todo lo contrario, precisamente porque eres adulto te cuesta mucho más aprenderlo. Recuerda que no se trata de una lengua latina (si fuera portugués, o italiano, por ejemplo, sería mucho más fácil), sino de una lengua sin prácticamente ninguna conexión con el español. Es totalmente normal que a los cuatro meses aún entiendas muy poco; sobre todo, porque estás intentando entender un acento realmente complicado.

Por tanto, para mejorar el listening Alberto tiene que simplemente seguir haciendo lo que está haciendo; prácticar escuchando muchas horas de inglés de todo tipo. No hay otro camino. Repito: no hay otro camino más fácil, más corto o más milagroso.

Lo que sí debe cambiar es su forma de enfrentarse al problema: no, no es que sea más incapaz que los otros estudiantes, ni que tenga problemas de oído, es simplemente que ha ido a parar a un sitio donde hablan un inglés muy difícil de entender y, por tanto, necesitará mucho más tiempo para lograr resultados.

Cómo incrementar el vocabulario y la fluidez

Recomiendo seguir el ejemplo de Pedro, un español, muy valiente que también fue a trabajar al Reino Unido de camarero a un lugar donde se habla también un inglés incomprensible (Wales). También son aplicables para Alberto, los consejos que le di a Raquel sobre buscar a un profesor particular y hacer cursos que no sean de inglés.

**********
Conclusión:

Alberto, en mi opinión, NO debería regresar a España a los 9 meses porque no habrá aprendido aún el inglés que le serviría para destacar sobre la media y además, las posibilidades de que encuentre trabajo en España serán muy escasas. Un máster puede abrir el camino, pero un máster e inglés, le abrirá las puertas mucho más. Por eso yo esperaría a saber más inglés antes de lanzarme a un máster.

Por otro lado, ir a Estados Unidos, no sería mala idea si le resulta esa opción. Si no fuera posible esta alternativa, lo mejor que puede hacer Alberto es utilizar la experiencia adquirida como camarero en Harrogate para conseguir un trabajo similar (y mejor, a ser posible) en el sur de Inglaterra, donde los acentos son más fáciles de entender.

***********

 
¿Estás trabajando de camarero en el Reino Unido? Cuentános, por favor, cómo estás haciendo para superar tus problemas con el inglés. De esta forma, mucha más gente se beneficiará.
*******

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.




 Estudia inglés por Skype desde tu casa u oficina. Profesores especializados en los problemas de los hispanohablantes. Prueba gratis.





Novedades:


Imprimir

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Creo, que al igual que cualquier otra materia o habilidad,la mejor receta para aprender algo es la constancia y ser realistas.

Por suerte tengo bastante facilidad para el aprendizaje de idiomas, pero si no lo explotas, si no te esfuerzas de nada te vale. Aunque ahora estoy en España, repaso la gramática cada día (que es la base), veo las series en inglés (con la TDT es sencillo cambiar a la VO) y aprovecho cada oportunidad para expresarme oral y por escrito.

Por otro lado soy realista. El aprendizaje de un idioma, por mucho que nos quieran vender lo contrario, no es sencillo; aún en castellano muchas veces tengo que consultar como se escriben ciertas palabras (por ejemplo el otro día no recordaba si se escribía "a parte" "aparte")

¿Cuantas veces no entiendes a gente que habla tu mismo idioma? el otro día en un programa hablaba un adolescente y tenían que subtitularle ya que era imposible entenderlo.

Superar la frustración. Cuando comienzas a leer un artículo en inglés, a escuchar un programa... y tienes que buscar 200 palabras, no entiendes nada... la sensación es horrible. En ese momento te tienes que decir "es normal, nadie nace aprendido"
Muchas veces parece que no avanzas, pero si recapitulas te darás cuenta que sí.

Celebrar los pequeños y grandes avances. La primera vez que conseguí entender todo lo que decían en "Kitchen Nightmares" de Gordón Ramsay,lo celebre pidiendo una pizza. (Por cierto, en su versión inglesa, este programa es muy bueno para "oír" los distintos acentos británicos)

Y como todo, requiere un aprendizaje continuo. Mi abuelo era herrero; las rejas, puertas de metal... que hacía eran perfectas, pero él siempre me decía "parece perfecta pero no lo es, todavía no se lo suficiente para que lo sea"

Cinderella dijo...

A Alberto y al resto de lectores que puedan estar en su miso situación sólo les puedo decir que no se desanime. Sabemos que es dificil pero no imposible y creo que debería aplicar las recetas que se le han comentado en la entrada.
En mi caso he estudiado inglés en el colegio sin sentirme demasiado útil en esta lengua. Hace unos años, en la facultad de Periodismo me puse como meta cursar una asigantura en Inglés y allí me di cuante de mis grandes deficiencias: apenas entendía a la profesora, que también era valenciana coo yo, y ya ni hablar de los copañeros Erasmus que había en esa clase... Alli me di cuenta que el inglés lo necesitaba y que sería mucho más fácil 'asimilarlo' si además lo 'apreciaba' por lo que me podia reportar en el futuro. Hacer algo a disgusto o con pegas siempre pone las metas mucho más lejos, pero si le ponemos algunos alicientes externos seguro que nos resultará más fácil. Alberto, ves aquello que te gusta en inglés o solamente enciendes el televisor para seguir machacándote a ti miso cuando no entiendes el speaking? En tu tiempo libre no hagas nada 'en ingles' que no te apeteciera ver/hacer en español (por ejemplo, yo nunca me pondría a ver un partido de fútbol en inglés si no me gusta este deporte en español...). Lo que quiero decir es que vale la pena que empieces por lo fácil y de una manera ordenada te pongas metas asequibles: si la meta és 'memorizar tres palabras al día' será mucho mejor que cupabilizarte por tu poca fluidez en el vocabulario. Empieza por lo práctico y suerte :)

He estado en una situación similar a la tuya, primero en un hotel en el sur de Inglaterra y después en una beca en Riga (y creeme, el inglés de Letonia no es estándar en absoluto)y ahora de nuevo en España el inglés me gusta mucho y quiero seguir aprendiéndolo.

Paciencia y mucha suerte!!

Anónimo dijo...

Bueno, a la hora de aprender inglés me parece que es importante señalar qué inglés necesitas. La mayoría de la gente quiere mejorar inglés para su trabajo, pero es muy distinto si hablamos de un trabajador de un bar/restaurante de la costa que quiere vender a turistas, de alguien que necesita leer manuales en inglés, de alguien que ocasionalmente tiene que atender a vendedores que hablan en inglés, alguien que trabaja en un entorno multicultural o alguien que trabaja en una oficina de UK o vende a gente de UK (o países ingleses).

Para los últimos ejemplos que he puesto me parece que es muy difícil conseguir ese nivel estudiando en España. Es posible, invirtiendo mucho tiempo en centros de idiomas, si el individuo ha estado formándose a lo largo de su vida de estudiante, y ahora mismo tenemos mucha ayuda con Internet, donde podemos leer y escuchar contenidos con mucha facilidad. También, actualmente, vivimos en un mundo globalizado, por lo que no es difícil (si vivimos en una ciudad grande) tratar de encontrar a alguien que hable inglés y quiera mejorar español, con lo que se puede tener un acuerdo, un tandem.

Yo pienso que la mejor manera de aprender inglés rápidamente es centrarse en eso. Es realmente difícil aprender inglés como trata de hacerlo Alberto, porque está trabajando durante 8 horas. Creo que es mejor ahorrar y poder realizar cursos intensivos de inglés en el extranjero para adquirir cierta soltura. Realmente, el problema, es el de siempre, dinero, pero yo estoy seguro de que en un mes en un homestay con profesores (yo estuve en movingon courses en Belfast pero me imagino que hay más que funcionarán parecido) aprendí más inglés y gané mucha más soltura para escuchar y hablar inglés que en 6 meses trabajando a jornada completa haciendo camas o lavando platos en inglaterra.

Anónimo dijo...

Hola Mónica! He descubierto este blog hace poco y es fantástico.
Me voy a vivir a Londres (me encanta decir esto en vez de ''a trabajar'' o cosas así) en otoño y las mejores recomendaciones que me han dado…veo que básicamente son las que das tú.
Academia y voluntariado nada más aterrizar, ir de tiendas para hablar (aunque no compre,jeje)…etc. Y por encima de todo, nada de español o sucedáneos. Y luego ya veremos el tema del trabajo, lo que salga, bien recibido será.
Sé que habrá momentos realmente duros, pero aún así creo que esta salida de la zona de confort es una gran oportunidad. Y creo que ahí está el meollo de la cuestión: Nunca pensé en irme fuera de España y es porque el idioma o el trabajo/dinero no eran motivación suficiente.

Felicidades por el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...