¿Tengo que tener un nivel nativo o bilingüe para enseñar inglés a niños de primaria?

Pregunta:

Soy maestro interino y estoy pensando en hacer la mención de Inglés, para tener posibilidades de trabajar y te escribo para preguntarte cuál es el nivel que tiene un maestro de Primaria de inglés?

¿Es nativo? 

¿Podría ver una película en v.o. sin ningún tipo de problema? 

Yo tengo un nivel de B2 (ISE II Trinity), el cual aprobé con suerte, bajo mi punto de vista, y por ello me da miedo no estar suficientemente preparado. 

No tengo problema en la gramática, de hecho doy clases a alumnos de hasta 4º ESO. El problema es el speaking y sentir algo de vergüenza de cara a los compis por no ser bilingüe o por sólo mantener una conversación a duras penas con un nativo.

Con lo que te he contado ¿te lanzarías a ser maestra de inglés? o ¿es vergonzoso que un maestro de inglés no sea capaz de seguir una serie de Clan TVE en v.o.?
 

Benjamín R.

********
 Respuesta:

Me parece muy interesante la pregunta de Benjamín (nombre ficticio) porque plantea "el dilema del experto" que aplica a muchos campos.

El dilema del experto es ¿cuándo puedo considerarme lo suficientemente experto como para formar a otros?

Este problema me es familiar porque, en mis distintas carreras, me lo he planteado yo misma en muchas ocasiones.

Un problema adicional que se plantea en el caso de la enseñanza del inglés es que al haber aprendido inglés a una edad adulta, es prácticamente imposible conseguir un nivel nativo de inglés.

¿Necesitan los niños un profesor nativo?

Sí, sobre todo, porque necesitan coger el acento correcto. Una persona no nativa podría llegar a confundirlos.

Pero esta no es toda la verdad.

Necesitan una persona nativa, pero también necesitan un buen maestro. 

Lo cierto es que es mejor un buen maestro aunque no sea nativo, que un nativo mal maestro.

¿Por qué?

Es fácil comprenderlo porque, prácticamente, todos hemos vivido la experiencia de tener un profesor buenísimo que nos ha hecho amar una materia y de un profesor malísimo que nos hizo odiar otra materia.

Recuerdo que a mí se me atragantó el Derecho administrativo en la carrera porque nos daba clase un catedrático autoritario, aburrido, y nada pedagógico. Y, por el contrario, la economía me empezó a encantar porque me la explicó quien fue para mí el mejor profesor que tuve en toda la carrera,  el profesor de Economía.

Si un nativo no comunica bien con los niños, entonces ocurre exactamente lo mismo, los niños no mostrarán mucho interés por la asignatura del inglés y, por consiguiente, aprenderán mucho menos que con un maestro no nativo que comunica bien con ellos.

¿Qué hacer entonces si tu speaking no es muy alto y tu acento deja mucho que desear?

Convertirte en el mejor maestro del mundo. Lo explicaré más abajo.

Por ahora me gustaría aclarar que en realidad no existen los expertos perfectos que lo saben todo y están preparados para todo tipo de batallas.

Todos somos gente que estamos en proceso de aprendizaje. La gran diferencia es que unos van más avanzados que otros, en la gran mayoría de los casos, única y simplemente porque practican más.

El que va más avanzado lógicamente ha estudiado más horas, pero también es probable que se haya buscado uno, o varios, mentores, y se haya atrevido a ir más allá de lo que le han enseñado, ha probado y ha fracasado, y en todo ese proceso, se ha convertido en una persona que sabe 10, 20, 50 veces más que la media; por eso la gente comienza a llamarle experto.

 En este contexto, hay que tener en cuenta que solo hay dos tipos de personas.

1. Quienes nacen con un talento especial para lo que sea: cantar, escribir, pintar, diseñar, jugar al fútbol, tocar el piano.

Si trabajan estos talentos se suelen convertir en expertos o gurús. Estos son, probablemente, el 1% de la población.

Pero ¡cuidado! una persona puede tener un talento natural extraordinario para lo que sea, pero si no practica, pasará por esta vida totalmente desapercibido.

2. Quienes nacen sin un talento especial, pero trabajan mucho para conseguir ser los mejores.

La mayoría estamos, o podemos estar, en este segundo grupo.

En conclusión, lo que nadie puede evitar si quiere convertirse en un experto en algo es la practica continua y constante y el aprender a levantarse tras una caída.

¿Y cómo se convierte uno en el mejor maestro del mundo?

Lo he dicho en otros posts; suena cursi, fuera de lugar y anticuado.

Se trata, simplemente, de hacer las cosas con amor.

Cuando haces las cosas con amor,  consigues transmitir ese sentimiento a tus alumnos y a ellos también les empieza a gustar la materia de estudio.

Doy ejemplos de cómo llegar a ser el mejor maestro del mundo en inglés.

En realidad, son todas acciones muy sencillas, pero muchas veces olvidadas sólo porque no se tienen las prioridades claras.

1. Poner el interés del niño sobre el interés personal.
2. Tratar a cada niño como un ser único y especial.
3. Hacerles escuchar inglés continúamente: canciones, audiolibros, poesías.
4. Utilizar un lenguaje simple y repetitivo.
5. Participar con ellos en todas las actividades, cantando, jugando, escribiendo.
6. Alabar sus pequeños éxitos con el idioma.
7. Corregirles sus fallos sin criticarles, por ejemplo, diciéndoles la frase correcta a continuación de que ellos han dicho la incorrecta.
8. Hacer actividades entretenidas con ellos y pasártelo bien.
9. No temer gesticular y poner distintos tonos de voces para explicar algo o contar historias.  
10. Acaba las frases que ellos intentan decirte en inglés, elaborando un poco más. Por ejemplo: el niño dice "Sheep" (Oveja).  Tú dices: "Yes, that's a very nice sheep."

Primer tipo de maestro de inglés. El mal maestro.
Imagina a un maestro que llega a una clase, abre un libro y se pone a leer lo que dice el libro, o a escribir en la pizarra las frases que vienen en el libro sin interactuar con los niños.

Segundo tipo de maestro. El buen maestro.
Imagina ahora a otro maestro que en lugar de guardar distancias y limitarse a repetir lo que dice el libro, llama a los niños por sus nombres para que le presten atención, se involucra con ellos jugando, cantando, les cuenta historias gesticulando, les repite frases, les ayuda a terminar las que no saben decir.

Una observación más sobre el buen maestro. Si observas su nivel de energía, verás que es alto. Esta es una de las claves para comunicar bien, hacerlo con energía.

Mira el nivel de energía de esta maestra canadiense que enseña inglés a niños en Honduras.

Mira aquí como enseña una canción sobre una mariposa.

Parece hasta un poco tonto, pero nota cómo enseguida se te queda grabado lo que dice por la repetición. Es genial porque lo hace fácil.

Piensa en la fortuna de esos niños que pueden tenerle como maestra de inglés. Quizás, para algunos marque en el futuro la diferencia entre tener, o no tener trabajo, o vivir  una vida digna o no.

He ahí la importancia de buen maestro. Incluso, hay estudios recientes que indican que los profesores determinan el nivel de los futuros ingresos de los alumnos. Increíble ¿no?

Si el segundo tipo de maestro es, además, un maestro nativo, mejor que mejor, pero si no lo es, yo personalmente como madre preferiría que el segundo fuera el maestro de mi hijo, sea o no nativo.

Estoy segura que la gran mayoría de los padres piensa igual que yo.

En conclusión, concéntrate en llegar a ser el mejor maestro de inglés del mundo.

Eso supone no solo saber cómo enseñar a los niños, sino a mejorar cada día tu inglés. Si te empeñas en ello, verás como la pronunciación perfecta, o el entender todas las series en versión original deja de tener tanta importancia.

Puedes empezar viendo este  vídeo  en el que nos dan unos consejos muy valiosos sobre cómo enseñar a los niños a hablar. Está pensado para niños nativos de unos 3 años, pero los consejos valen igual para los primeros años de primaria. A medida que los niños van creciendo, se les puede involucrar de otra manera.




Mira también este vídeo en el cual un experto del British Council enseña cómo enseñar inglés a niños de unos 10 a 12 años.

Verás que los profesores no son nativos, y sobre todo, la primera profesora, tiene bastante acento al hablar. ¿Importa mucho? No, porque sabe perfectamente lo que está haciendo y está consiguiendo la atención de los niños.

Viendo este último vídeo, recuerdo ahora otro vídeo que vi de una experta en aprendizaje de idiomas como segunda lengua (no recuerdo ahora dónde, por eso no lo enlazo) que decía que la gran diferencia entre el aprendizaje del idioma entre niños y adultos, es que el niño le dedica todas las horas de su vida y los adultos, por falta de tiempo (estudiamos, trabajamos) no podemos hacer lo mismo.

Por tanto, el problema de dominar bien el speaking, generalmente, se resuelve dedicándole muchas horas.

De ahí, que generalmente resuelve el problema bastante bien aquel alumno que se lía la manta a la cabeza y se va a vivir a un país anglosajón durante unos años, o le dedica muchas horas en su propio país.

Si no puedes hacer lo primero, te animo a hacer lo segundo.  Y, recuerda: tú vas a ser el mejor maestro de inglés del mundo.

¡Suerte!


Mónica

Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook
**********

****

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.



************

 CLASES POR SKYPE DEL BLOG PARA APRENDER INGLÉS   
Si quieres puedes contactarnos por teléfono llamando al   (+34) 91 186 31 30  de 8 am a 20 horas (Hora Madrid, España)
Clases de inglés por Skype para empresas
Profesores especializados en los problemas de los hispanohablantes.  Paga 3 clases y da una más gratis
Clases de inglés por Sype para particulares
"Estas clases no son como las presenciales. Son mucho más intensas. Realmente, me ha impresionado la eficiencia y calidad de las clases de inglés por Skype del Blog para aprender inglés (EBPAI) Mónica García." Clases de inglés por Skype de EBPAI. "

 ****************
 NOVEDADES

Idioms con colores, de Kaplan

****************

Cursos de inglés en el extranjero para todas las edades ofrecidos por EF.

Lee aquí los testimonios de personas que han realizado cursos en EF

Imprimir

7 comentarios :

Babelan.net dijo...

Hola Benjamín y Mónica,

Espero poner un granito de arena con mi experiencia. Estuve unos años en Londres, donde enseñaba español como lengua extranjera. En este caso soy nativo de la lengua (español) pero eso no me garantizaba el éxito de la clase. Lo que hacía es preparar las clases concienzudamente. A veces la preparación me tomaba más tiempo que la misma clase. Te pongo los puntos en los que trabajaba más:

1. Preparaba todo el vocabulario y las expresiones del tema tanto en español como en inglés. Para así poder responder con facilidad a los alumnos. Esto me llevaba bastante tiempo pero luego en clase lo agradeces.

2. Aún siendo español, preparaba exhaustivamente la gramática de la lección. También para en clase tenerlo todo controlado. Así iba tranquilo a clase.

3. Buscaba actividades divertidas y motivantes. Tenía unos libros con actividades para enseñar inglés a niños y adaptaba estas actividades para enseñar español a adultos. Y la mayoría enganchaban a los alumnos y les ayudaba mucho a mejorar su español.

Creo que si preparas bien las clases se puede lograr que los alumnos aprendan un idioma extranjero aunque no seas nativo. Además cuando preparas bien las clases te sientes más seguro. Y eso es muy importante para el profesor. Cuanto más aspectos de la clase tienes controlado y preparado más fácil es todo.

Ahora estoy enseñando a mi hija de 21 meses inglés. Lo hago desde que nació. Y aunque no soy nativo veo que está aprendiendo. Lo hago con música, programas infantiles en inglés y hablándole en inglés. Todo el material lo guardo en un blog. Y lo que hago para enseñarle lo puedes ver aquí: método http://violetalearnsenglish.blogspot.com/p/metodologia.html

El método que uso para un bebé también te puede servir para preparar una clase para niños un poco más grandes.

Espero que mi experiencia te ayude y que tengas mucho éxito.

J. Carlos Mena

Anónimo dijo...

Un trabajo extraordinario el de esta página. Muchísimas gracias a tod@s por la ayuda que nos dais.

Juan Pablo C. dijo...

Thanks Mónica. Let me tell I have no interest in learning how to teach English to children, but it is a very good post because of theses sentences:
Eso supone no solo saber cómo enseñar a los niños, sino a mejorar cada día tu inglés. Si te empeñas en ello, verás como la pronunciación perfecta, o el entender todas las series en versión original deja de tener tanta importancia.
That happens to me ocassionally, so it would be a good idea teaching in order to refresh my knowledge in the language.
thanks for these sorts of posts, keep it up.
Salutes.

Housingles dijo...

El otro día mi hijo de tres años vino a casa cantado la canción del tiempo: "What's the weather like today"

La verdad es que me quedé impresionado cuando le oí cantarla. Obviamente su pronunciación no era muy buena, pero el hecho es que me di cuenta que a través de canciones es cómo se consigue captar la atención de los niños.

Ahora de vez en cuando me dice: "Papa, cantanmos la canción What's the weather like today del cole". A la vez que cantamos intento gesticulizarle para que vaya asociando además los diferentes nombres (sunny, cloudy, windy, etc.).

Cantar, poner voces divertidas, y en definitiva jugar con ellos es lo que estoy viendo que consigue mejores resultados para captar su atención y que aprendan.

En cuanto a la pronunciación, obviamente es difícil conseguir la de un nativo aunque, con trabajo y práctica, sí que se puede llegar a acercarse mucho.

Un saludo,

Jose Luis.

Diego dijo...

El proceso de enseñanza tiene que ser muy bueno, si consideras que tu ingles no es lo suficientes bueno, no deberías. Si podes hablar perfectamente no necesitas tener un acento nativo, podes encontrar otros medios como la música o películas, de ahí se aprende mucho.

Starry Taylor dijo...


Hay muchos recursos online donde poder aprender cómo educar a niños en inglés, es algo que los padres pueden hacer en casa. Aquí hay ejemplos de recursos gratis. http://ingleskids.com
Abrazos!

Berenice Lopez Perez dijo...

Definitivamente uno de los mayores retos es enseñar pronunciación cuando no eres un profesor nativo. Me identifico con Benjamín sobre el sentir pena por nuestro nivel de speaking, pero como Mónica dice, es más importante el saber transmitir los conocimientos.

Hace un año pude comprobar que los alumnos valoran más tu capacidad de enseñar que tu nivel de inglés. Un compañero profesor tenía un grupo de 4to nivel de adultos, sin embargo, por problemas personales tuvo que dejarlo y el grupo me fue asignado a mí. Era la primer vez que daba cuarto y había escuchado que el grupo era muy exigente, además mi compañero es perito traductor y su inglés es impresionante así que temía que los alumnos notaran mi poca experiencia y estuvieran inconformes. Pero desde la primera clase el grupo se mostró muy receptivo y pude trabajar muy bien con ellos. En cierta ocasión me comentaron que estaban más a gusto conmigo que con el anterior maestro, puesto que "el profesor sabía mucho pero no sabía enseñar". Así que estoy de acuerdo que es más importante ser del segundo tipo de maestros, aunque no por eso dejemos de mejorar nuestro nivel de inglés.

¡Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...