Voy perder mi trabajo porque no hablo inglés

A raíz de mi post anterior "Si todo te sale mal: ¡abraza un peluche!" recibí un par de comentarios diciéndome que entendían a Juan. El miedo no es tanto el de hablar inglés, sino el de quedarse sin empleo.

Por tanto, lo peor que te puede pasar en una conferencia, presentación, o reunión en inglés, es que tengas que hablar y quede demostrado ante TUS COMPAÑEROS, O JEFES, que no eres capaz de expresarte correctamente en inglés.

Entiendo perfectamente el temor. Lo que está en juego no es sólo tu dignidad, sino algo mucho más básico y vital: tu supervivencia.

Pero ¿es verdad que puedes perder tu trabajo por no saber inglés?

Lo más frecuente es que se diga que no podrás encontrar trabajo sin inglés, o que se te cerrarán las puertas, pero ¿perder tu trabajo actual? ¿Qué posibilidades hay de que eso ocurra? ¿Qué deberías hacer para remediarlo?

Voy a contestar estas preguntas, pero antes hablaremos del contexto.


El punto de partida

Hay dos cosas que debes saber respecto a la situación en la que te encuentras.

La realidad no habla con palabras, habla con hechos.

Lo que quiero decir es que no hay, en realidad, nadie que te diga con certeza: "Mira, lo estás haciendo mal y deberías hacer esto y lo otro porque si no te pasará esto." Lo que sí tienes son opiniones de tus padres, amigos, compañeros de trabajo, conocidos, los políticos, etc.

No obstante, las opiniones no son lo mismo que saber con certeza. Quienes te dan opiniones pueden acertar, pero también se pueden equivocar. Además, puede que lo que dicen sea válido para unas personas, pero no para ti.

La realidad, en cambio, habla con certezas: te despiden, no encuentras trabajo, no consigues avanzar con tu inglés, no consigues quitarte el miedo de hablar inglés en público, etc.

Es importante tener en cuenta esta diferencia porque cuando te encuentras en una de estas situaciones, muchas veces no sabes qué ha fallado, y qué deberías hacer para arreglar la situación. Además, tampoco estás seguro de que quien te está aconsejando esté en lo correcto, por mucho que sepa del tema.  Por eso, a continuación, quiero ahondar un poco más en este segundo punto.

No saber interpretar los mensajes de la realidad

Si siempre has hecho, más o menos, lo que te han dicho y no estás consiguiendo lo que desearías conseguir con tu inglés, es muy probable que no estés captando el mensaje, o que a pesar de captarlo, no lo sepas interpretar y actuar en consecuencia.

Doy un ejemplo:

Te vas a hacer un curso de inglés de seis meses, o un año, a Inglaterra pensando que resolverás todos los problemas con tu inglés. Haces el curso y estás otra vez de vuelta en tu país, hablando mejor y más, pero no lo suficiente para poder expresarte con la fluidez necesaria en tu trabajo.  Te preguntas: ¿En qué he fallado? ¿Es mi mala memoria? ¿Di con la academia equivocada? ¿No valgo para aprender idiomas?

Quizás sí, algunos de estos factores han contribuido de alguna manera a que no logres el objetivo que te has propuesto, pero lo que de verdad falla es tu capacidad para interpretar esta situación y actuar en consecuencia.

En este contexto, voy a dar algunas pistas para que puedas saber qué hacer para lograr resultados y conseguir quedar bien en tu trabajo con tu inglés.


1) La gente que ordena su vida siempre obtiene mejores resultados a la larga que la que no lo hace


Curiosamente, suele coincidir que quienes dicen tener poco tiempo para estudiar inglés tampoco tienen muchas ganas y suelen tener un nivel muy bajo de inglés. Por lo que yo considero que hasta que no aparezca el interés, tampoco ese alumno tendrá tiempo y, en consecuencia, ningún progreso.  Por esta razón los consejos que voy a dar no van dirigidos a este grupo de personas, sino a aquel estudiante que tiene un interés -digamos mínimo- pero poco tiempo libre, y no siempre desea emplearlo en estudiar inglés.

¿Eres tú una de esas personas? Entonces, te interesa seguir leyendo.

Por supuesto que hay que descansar y romper con la rutina del trabajo, pero al mismo tiempo, si de verdad quieres progresar con el inglés, debes tener tus prioridades muy claras y utilizar tu tiempo de la manera más eficaz posible.

Veamos primero qué quiero decir con tener las prioridades claras:

  • Tener las prioridades claras.

La gente dice que tiene las prioridades claras, pero no es del todo cierto. Lo que ha establecido es una rutina diaria que le permite sobrevivir: levantarse, ir al trabajo, volver a casa, hacer la cena, ocuparse de los niños etc.

Cuando uno tiene, de verdad, prioridades modifica su rutina diaria para lograr lo que desea.

Doy un ejemplo muy sencillo.

Con toda seguridad te apetece mucho más escuchar música (o las noticias) por la mañana en la radio que una clase de inglés (o los verbos irregulares) en el coche, autobús, metro, o caminando por la calle.

Si no tienes las prioridades claras, optarás por la música (o las noticias) y, a la larga, esa sencilla -y aparentemente intrascendente acción- NO te favorecerá porque, en lugar de haber escuchado 5 o 6 horas de inglés al mes (20 minutos todos los días x 5 días a la semana  = 100 minutos  (1.40hr) x 4 semanas = 6.40 hr.) habrás escuchado 0 horas. ¿Ves la diferencia que puede hacer un pequeño cambio de actitud?

No se trata de hacer 40 horas de clases en una semana. No. Se trata de adoptar pequeñas, pero efectivas medidas para lograr grandes resultados a largo plazo.

Ahora veamos qué quiero decir con gestionar tu tiempo de manera eficaz.

  • Gestionar tu tiempo de manera eficaz

Los tiempos libres no sólo los fines de semana, sino también cuando vas al trabajo, comes, miras la televisión por las noches, charlas con los amigos. Si sumas todos estos tiempos seguro que al mes te salen unas cuantas horas. Nadie puede decir que no puede dedicarle algunas de estas horas al inglés en unos de estos momentos, si el inglés es de verdad una prioridad.

No se trata de no comer, sino de que cuando comes (si estás solo en el trabajo) puedes, por ejemplo, aprenderte una lista de palabras nuevas. Pero supongamos que no comes solo, o que ese tiempo para ti es sagrado. Bien. ¿Y cuándo miras la televisión? ¿Es también sagrado verla en español? Tampoco se trata de no mirar la televisión, si no de intentar mirarla en versión original con subtítulos si es necesario, pero verla en inglés.

Supongamos que  casi no miras la televisión porque te gusta más internet o porque no tienes tiempo. ¿Qué me dices de la lectura? Si lees, ¿no es posible para ti escuchar y leer al mismo tiempo algún audiolibro?

¿Tampoco charlas con amigos o conocidos? ¿Por qué no charlar también con un amigo, o conocido que sea angloparlante? ¿Me dirás que no tienes tiempo para buscarte amigos angloparlantes?

 Recuerda: No se consiguen resultados reales si dejas todo al azar. Dejar los resultados al azar es no planificar adecuadamente lo que harás para progresar y esperar que un día un curso milagro te solucione el problema. 

En este punto, enlazo con otro factor muy importante que debes tener en cuenta y que afecta a tu capacidad de aguantar y superar el estrés y las dificultades.


2) Para conseguir resultados debes desequilibrar tu orden diario

No hay nadie en el mundo de los negocios, deportes, música, o cualquier otro ámbito, que haya conseguido grandes éxitos viviendo una vida equilibrada tipo: trabajar de 9am a 6pm, y teniendo los fines de semanas libres.

Por el contrario, para conseguir llegar donde están han trabajado (viajado, hablado, reunido, e interactuado con otras personas) durante muchas, muchas horas, incluso de manera extenuante y llegando a desequilibrar su vida diaria.

Con esto no quiero decir que tengas que "perder la salud" por aprender inglés, ni que sea tan importante en tu vida que tengas que sacrificar el estar con tu familia y amigos. Quiero decir que en cualquier caso, ALGO tendrás que sacrificar. Tú determinarás el qué.

Tengo un alumno que es ejecutivo de una empresa y que recibe clases por Skype de 7am a 8am de la mañana 3 veces por semana. Últimamente, da las clases de camino al trabajo conduciendo por la autopista A6 en Madrid.

Tengo otro que viaja continuamente y muchas veces en coche desde Barcelona a Valencia. Como la cobertura a veces no es buena en esta carretera, para en una gasolinera y desde ahí recibe la clase.

Hay otros alumnos que dan clases de 6am a 7am. No soy yo la profesora, pero sé que lo hacen.

Ellos han elegido ese tipo de sacrificio, tú puedes elegir otro tipo de esfuerzo. Lo único que te puedo garantizar que si pretendes aprender inglés sin esfuerzo y que "no te duela", no lo conseguirás.

3) Hay que arriesgar

Hay un último factor  muy importante a considerar: el riesgo. No sólo debes clarificar tus prioridades, gestionar bien tu tiempo y esforzarte: también debes aprender a arriesgar.

Otras veces lo he dicho: la naturaleza premia el riesgo.

Voy a poner un ejemplo que nada tiene que ver con el inglés para que veas  a qué me refiero.

Hace ya algunos años iba conduciendo por Madrid y  al llegar una intersección, me encontré con un atasco monumental. Tenía poco tiempo para llegar a mi destino y sólo tenía la posibilidad de escapar por una calle que parecía más despejada de tráfico. Me pregunté qué debía hacer.

Si me quedaba en el atasco era seguro que no llegaría a tiempo a la clase. Si, en cambio, cogía una vía alternativa quizás podría llegar a mi destino más o menos a tiempo, pero corría el riesgo de desviarme completamente de mi rumbo y llegar más tarde aún- en esa época, yo no tenía GPS.

Finalmente, opté por coger el camino desconocido porque aunque sólo tuviera un cincuenta por ciento de posibilidades de acertar, siempre obtendría algún beneficio a largo plazo: conocería mejor el terreno y la experiencia seguramente me serviría para saber qué hacer en el futuro en otro atasco o situación similar. Ya ni siquiera recuerdo si llegué, o no llegué a mi destino a tiempo. Lo que sí sé es que me aprendí tan bien las rutas que sabía exactamente qué hacer en caso de atasco o, encontrar cualquier dificultad en el camino.

Moraleja: El fracaso de hoy es el éxito de tu futuro.

Recuerda: Por mucho que te parezca que fracasas por haber intentado hacer algo nuevo, o distinto, tienes que saber que no hay NINGUNA posibilidad de mejorar si no das posibilidad al fracaso.

 En este punto, retomo el tema sobre la posibilidad de que te despidan porque quede demostrado que no sabes todo el inglés que decías saber.

¿Pueden despedirte por quedar demostrado que no hablas el inglés que decías saber?


Yo no puedo saber las circunstancias personales de cada estudiante: qué jefe tiene, qué trabajo ha desempeñado hasta ahora, si hace todo mal, todo bien, o todo regular. Pero, una vez situados en contexto (ver arriba), sí puedo indicarte, en líneas generales, qué debes hacer para que esto no ocurra.


  • Evalúa tus circunstancias personales

No es lo mismo tener que hacer presentaciones asiduamente y hablar por teléfono a diario, que ir una vez cada dos años a un evento internacional. No es lo mismo estar rodeado de gente bilingüe y ser tú el único que no se expresa bien en inglés, que ser tú uno de los pocos en tu empresa que se las apaña con el inglés. No es lo mismo escribir, de vez en cuando, un email en inglés, que tener que vender por teléfono un producto en inglés. Tú eres el único que puede saber hasta qué punto tiene importancia el inglés en tu trabajo y de qué manera te afecta a ti esa importancia. Por eso, es importante que tengas en cuenta todas estas circunstancias antes de ponerte nervioso por la posibilidad de que te despidan.

  • Mejor fallar en privado que en público

Hemos dicho que el aprendizaje funciona así: ensayo y error; ensayo y error. Si no fallas, no conseguirás mejorar.  No obstante, indudablemente, es mejor fallar en privado, que en público.

¿Pero si te has negado  (o no has tenido tiempo, como argumenta la mayoría de los alumnos) a practicar en privado por qué te sorprendes ahora que te toque practicar en público?

Haz todo lo posible para que todos sus fallos sean corregidos en privado. Esto significa que debes empezar a mejorar tu inglés mucho antes de que llegue el momento de viajar, y enfrentarse al peligro en público.

  • Esfuérzate y demuestra que te esfuerzas

Es muy difícil prescindir de alguien que tiene la actitud correcta ante los problemas y es mucho más fácil sentir empatía por quien arrima el hombro y lucha, que con el perezoso, o temeroso, que deja pasar las oportunidades culpando al jefe, al trabajo o a la falta de tiempo. Por eso, no solo debes esforzarte en aprender inglés, sino también demostrar que te esfuerzas.

¿Cómo demostrar que te esfuerzas por aprender inglés?

  •  No pretendas nunca tener un nivel de inglés superior al que tienes. Queda mucho mejor decir que no hablas mucho y luego demostrar que sí puedes apañártelas con el inglés.
  • Comenta tus progresos y fracasos con los demás. Deja que ellos hablen de lo mucho que te esfuerzas por mejorar y que el cuento llegue a los oídos de tus jefes.
  • Si van organizar cursos de inglés en tu empresa, toma tú la iniciativa de hacer sugerencias y estar al tanto de la academia y profesores. Si ofreces echar una mano a recursos humanos con tacto y dándoles a ellos todo el crédito, te lo agradecerán infinitamente porque es el típico trabajo que todo el mundo desea quitarse de encima.
  • Pide ayuda al que sabe más. Es posible que te toque alguien que no quiera compartir sus conocimientos, pero en general, la gente desea ayudar e intentará echar una mano si puede porque le hace sentirse bien, importante quizás. Y cuando alguien te ha ayudado, generalmente no desea que fracases porque sentirá más empatía por ti.

Arriésgate, si puedes

Si has evaluado bien, la situación en que te encuentras en el trabajo, arriésgate si puedes. Siempre conseguirás progresar mucho más que si no lo haces.

Curiosamente,  la receta que acabo de dar es la misma receta que nos deberíamos aplicar cada uno de nosotros para salir de la crisis económica que actualmente vivimos.


*************
¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución.




 Estudia inglés por Skype desde tu casa u oficina. Profesores especializados en los problemas de los hispanohablantes. Prueba gratis.



************
Novedades:

Artículos de Roberto Reboredo:


*********************

CURSO GRATUITO FIRST CERTIFICATE

Unit 5


Suscríbete a las actualizaciones de este curso gratuito para preparar el FCE poniendo tu email en el cajetín que pone "léenos en tu email" y que aparece en la columna derecha del blog en inicio.



Imprimir

1 comentarios :

César dijo...

Siempre brillante. Este blog, Mónica y todos los que te ayudan, es sencillamente fantástico. No hay semana en la que no lea tus artículos ni tampoco momentos en los que no disfrute del blog como un un buen libro de aprendizaje.

Mi historia o mi rutina lleva creo que tres o cuatro años. Me acuerdo que empezaba a leer este blog cuando tenías el formato más sencillo y comenzaba a hacerse popular. Desde esos momentos el blog era el mejor de su tipo y aún hoy en día lo sigue siendo.

Y algo que hace que eso sea así es que siempre nos regalan buenos consejos, que nos dan ánimos y que nos dejan las cosas claras sobre lo que es aprender el idioma. Con respecto a este artículo, no pude estar más emocionado e impresionado por lo útil que me es (aun cuando no esté interesado en el campo laboral por mis estudios) y déjame decirte que me siento muy privilegiado por poder contar con esos sabios consejos.

Actualmente, me gusta mucho House M.D y siempre que la veo trato de escuchar las pronunciaciones, primeramente con los subtitulo en español para saber que sucede y luego en inglés para darme cuenta de la pronunciación. Se ha vuelto fácilmente una diversión para mí, que me descargo semanalmente los episodios para verlos y aprender nuevas palabras. Pero ese no es punto, si no que además junto eso con otras actividades.

A través del twitter, por ejemplo, me mantengo en contacto con ingleses y estadounidenses, quienes me escriben en su propia lengua (sabiendo que hablo español) y yo les respondo sin tapujos en inglés, cometiendo muchas veces errores que ellos con mucho gusto me corrigen. Y yo corrijo los de ellos cuando escriben en español y se equivocan, como por ejemplo decir: Gracias a tú también.

La técnica me ha resultado importante y a pesar de que cada día cometo errores, ellos me dan ánimos y yo sigo en pie.

También he ligado eso con una nueva tendencia a escribir entradas sobre House en inglés, que algunos de ellos, muy alegremente leen y comentan (por Twitter).

Llevo así menos de un año (más o menos desde septiembre), pero me gusta, se ha vuelto parte de mi horario y prácticamente me siento como si fuera un angloparlante.

Tu blog es sencillamente otro gran complemento para ello.

Gracias por los consejos que siempre nos das, y por fa, continúen así de excelentes.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...