8.30.2011

¿Qué se necesita para trabajar como profesor de inglés?

Queridos lectores:

¡Estoy de vuelta por aquí otra vez!

Tenía unas preguntas en el tintero que llevaba mucho tiempo deseando contestar. Aquí van.

******
Hace unas semanas recibí dos preguntas pidiéndome orientación para trabajar como profesor de inglés (notése que he dicho "trabajar" no "ser" profesor de inglés).

El primer correo es de un estudiante -vamos a decir que se llama "Juan"- que está en su último curso de bachillerato y, el segundo, es de una chica de 30 años que estudió para documentalista. Vamos a decir que se llama "Sara".

Las peticiones sobre la orientación que me piden ambos no son iguales - el primero empieza, y la segunda ya está a medio camino en su carrera profesional- sin embargo, ambas peticiones confluyen como dos caminos en una intersección:

¿Qué decisiones debo tomar para conseguir trabajar como profesor de inglés?

Me interesa contestar estas preguntas porque mi respuesta, quizá, pueda servir no sólo a quienes quieren trabajar como profesores de inglés, sino simplemente "trabajar" en lo que sea.

Transcribo, a continuación, las preguntas.

*************
Nota: Las negritas y subrayados son míos.


Primera pregunta:

Hola!
Soy un estudiante de bachillerato, el próximo curso lo termino y después me gustaría entrar en la universidad para llegar a ser profesor de inglés.

El problema es que no estoy muy seguro de que vaya bien preparado para eso con mi nivel, ya que la mayoría de mis compañeros este año, o el siguiente, se sacan el First Certificate y yo tan siquiera he pisado nunca una academia de inglés, por falta de tiempo por los estudios y económicamente hablando.

Así que me gustaría saber que nivel adquiere un estudiante de bachillerato al terminar esos estudios, ya sé que depende de la motivación de la persona y el esfuerzo que haya tenido durante esos estudios, pero siendo mi caso, estoy motivado en aprender el idioma y las notas no son de excelente, pero son notas buenas.
Así que me gustaría tener una pequeña orientación del nivel que se consigue al terminar bachillerato y si me recomendáis sacarme algún título antes de ir a la universidad, o lo que sea, estoy un poco perdido.

Muchas gracias por adelantado, me gusta mucho este blog y me es de gran ayuda, sobre todo cuando te toca ese profesor al no quieres ni ver...

Juan

************

Segunda pregunta:

Hola Mónica,
Te escribo a raíz de leer el correo que Rosa te envío hace unos días sobre su situación laboral, así como tu respuesta. Mi situación es y no es similar.

Te cuento, como licenciada en Documentación y con experiencia en bibliotecas y centros de documentación estaba cansada de conseguir contratos de duración determinada sin posibilidad de renovación, por lo que decidí irme unos meses a Inglaterra y mejorar mi nivel de inglés.

A mi regreso y con nivel de "Advanced" conseguí trabajo como profesora de inglés extraescolar en un colegio, además de alguna beca de postgrado en el área de mis estudios.

La experiencia fue tan buena que repetí al año siguiente y durante un tercero dejé las aulas para cursar el Máster de Profesorado de ESO y Bachillerato en la especialidad de inglés (nunca pensé que volvería a la universidad y menos para cursar sobre enseñanza) pero era la única salida si quería entrar en la educación formal.

Ahora poseo conocimientos sobre bibliotecas escolares, nuevas tecnologías educativas (mantengo un blog y una blogquest) e inglés a nivel de ESO y Bachillerato, pero me encuentro con que algunos directores de colegios privados-concertados opinan que no cursé Filología o Traducción y que por tanto es como si no tuviera nada.

Temo que muchos opinen así y que mi CV caiga en vacío cuando creo que es mucho y muy bueno lo que puedo aportar.

Mi pregunta es qué debo cursar, qué título debo obtener, qué debo hacer en definitiva para que el mundo laboral me tenga en cuenta porque pregunto y nadie sabe darme una respuesta concisa... me consta que no soy la única que se encuentra en tal situación... Gracias y perdona por semejante correo.

Sara
**********
Respuesta:
Ambas preguntas se responden contestando a tres preguntas claves:
  
Nota: Las contestaciones a estas preguntas sirven para encontrar trabajo, no sólo de profesor de inglés, si no en cualquier campo.
1. ¿Con qué habilidades cuentas?
2. ¿Cómo es el mercado laboral de los profesores de inglés -o de modo más genérico, de cualquier profesión que te interese ejercer-?
3.  En este contexto, ¿cuál es la estrategia a seguir para conseguir empleo?

Las dos primeras preguntas son relativamente fáciles de contestar. Con un análisis de nuestros talentos y una investigación concienzuda del mercado, tendremos las respuestas.

Pero la tercera - la que más importa a efectos prácticos- no es tan fácil de responder porque requiere ser extremadamente específico.

Por eso, dice Sara en su email :"pregunto y nadie sabe darme una respuesta concisa..."

Vamos a empezar por responder la primera pregunta.

1.¿Con qué habilidades cuentas?


Intenta meditar honestamente sobre cuales son "tus debilidades y fortalezas". Cuanto más realista y sincero seas respecto a tus capacidades, más posibilidades tendrás de tener éxito en tu búsqueda de empleo.  A veces, nos falta perspectiva y experiencia para vernos a nosotros mismos, por eso, es aconsejable preguntar a las personas de tu entorno (amigos, familia, etc.) cómo te ven.

Ten en cuenta que las habilidades con las que debes contar para llegar a trabajar de profesor de inglés difieren según el tipo de profesor de inglés que quieras ser.

Profesor de inglés centros públicos
Si quieres ser un profesor de instituto, universidad pública, o Escuela Oficial de idiomas (EOI), deberás opositar (presentarte a exámenes convocados por la administración) y, por tanto, deberás tener tres cualidades:
  • Buena, o excelente, memoria. Una memoria promedio alarga el estudio más de lo deseable. Y una mala memoria descarta esta opción.
  • Constancia infinita. Esto significa capacidad de estudiar durante muchas horas todos los días.
  • Paciencia infinita. Se convocan muy pocas plazas y se presenta mucha gente, por tanto, si hay una convocatoria habrá una feroz competencia, lo cual, en definitiva, requiere que seas muy paciente. Para saber si eres paciente, pregúntate si estás dispuesto a pasarte unos años estudiando sin ver claro el horizonte.
Nacida para opositar

Cuando yo estudiaba el último año de la secundaria, hice mucha amistad con una compañera de clase que tenía una memoria prodigiosa. Cuando acabamos el curso, decidió estudiar historia.
De no conocerla, hubiera pensado que no era muy buena idea estudiar una carrera sin muchas salidas laborales, pero no sólo sacó la carrera brillantemente, sino que luego preparó unas oposiciones para bibliotecaria que sacó en muy poco tiempo, sin ningún problema, a pesar de tan sólo convocarse unas pocas plazas.
Al mirar atrás, yo diría que las habilidades de Elena (nombre ficticio), para memorizar y estudiar eran claramente superiores a la media y que, por tanto, estaba "hecha" para opositar.

Aquí tienes otro ejemplo, aparecido hace pocos días en la prensa.

A lo largo de mis estudios conocí a otras personas, con memorias no tan prodigiosas como las de Elena, pero que tenían mucha paciencia y constancia y que acabaron consiguiendo una plaza de funcionario. Pero eso fue a finales de los años 80, cuando todavía había mucha oferta de empleo público.
¿Estás tú – al igual que Elena- hecho para opositar? Si tienes dudas sobre tu memoria, constancia y paciencia, probablemente no sea una opción para ti. Por otro lado, puede que tus padres no puedan esperar un par de años hasta que saques finalmente la plaza.

Profesor de inglés de centros privados

Si quieres enseñar en centros privados (colegios, academias) debes tener:
  • Capacidad de estudiar la carrera de filología, o equivalente, y demás másteres (o estudios de postgrado) que te exija el colegio privado (concertado) o la universidad privada.
Y, si quieres dar clases a través de academias, debes:
  • Tener el TEFL/CELTA, preferentemente.
  • Hablar inglés con un nivel equivalente a nativo.  
En este contexto, pregúntate cuáles de estas habilidades tienes y cuáles podrías conseguir, o no conseguir en un plazo razonable de tiempo. Ese plazo de tiempo dependerá de tus circunstancias personales, edad, nivel de estudios, etc.

Más adelante veremos cómo funcionan estas habilidades para Juan y Sara. Antes, pasaré a contestar la segunda pregunta.

2. ¿Cómo es el mercado laboral de los profesores de inglés?

Como hemos explicado en el punto anterior, para trabajar como profesor de inglés en España, existen dos vías:

a) La primera, la vía oficial: ser profesor en un instituto o universidad pública, o la Escuela Oficial de idiomas. Debes opositar.

b) La segunda, la vía extraoficial: ser profesor de inglés en universidades privadas o colegios privados (o concertados). Esta segunda vía se subdivide en otra posibilidad, que es la de trabajar para academias privadas o, por cuenta propia, dando clases particulares.

Esas coordenadas trazan "el marco" del mercado.

Ahora bien, lo que realmente ocurre en ese mercado es que prácticamente todo aquel filólogo, o equivalente,  "que NO tiene una memoria prodigiosa y constancia y paciencia infinita" tiene únicamente otras dos opciones de muy difícil acceso.

1) Si tienes el título de filólogo (o equivalente) y master de secundaria, puedes intentar trabajar en un colegio, o universidad, privados.

¿Por qué es difícil acceder a este mercado?

Por "el efecto cuello de botella" que explico a continuación.

Si hiciéramos el ejercicio de buscar el número de filólogos (y equivalentes) en paro y el número de plazas que ofrece la enseñanza privada anualmente, veríamos mucha gente intentando pasar al mismo tiempo por un lugar muy estrecho; ese "el efecto cuello de botella." ¿Resultado? Sólo unos pocos consiguen pasar -insisto- muy pocos.

Nota: Los interesados en obtener datos reales podéis empezar a investigar en el INE  (Instituto nacional de Estadística)  que da datos sobre la población en paro. Ignoro si tiene un desglose de personas desempleados por carrera universitarias. En cualquier caso, sabemos que en España el paro es especialmente alto entre los jóvenes, y que se ha duplicado el paro entre titulados universitarios en el primer trimestre del 2011. Más de lo mismo.

2) Intentar trabajar para una academia privada.

En este caso, la oferta de plazas se multiplica enormemente porque la gran mayoría de los estudiantes que acaban sus estudios en España no tienen unos conocimientos aceptables de inglés y necesitan seguir estudiándolo.  Para cubrir este hueco en el mercado, existen las academias privadas y los múltiples cursos y exámenes.

Pero ¿qué les ocurre a la gran mayoría de los profesores españoles de inglés?

El mercado de las academias privadas demanda casi exclusivamente profesores nativos que enseñen realmente a hablar.

Dado que no han estado expuestos al inglés nativo desde temprana edad, a los profesores españoles de inglés les resulta casi imposible hacerse con el acento y la fluidez necesaria para poder enseñar casi como un nativo. El mercado, entonces, los rechaza por principio.

Paso, finalmente, a contestar la tercera pregunta, que es la que más relevancia práctica tiene para Juan y Sara.

3. ¿Cuál es la estrategia a seguir en este mercado?

He dicho al principio de este post que esta es la pregunta más difícil de contestar porque requiere que seamos muy específicos.

Esto significa, en la práctica, que tienes que:
  • Pensar detalladamente en tus habilidades (como hemos visto en la primera pregunta),
  • Insertar esas habilidades en el mercado (al que me he referido en el punto 2) y,
  • Elaborar un plan que contenga la estrategia para conseguir empleo.
Cuestiones generales respecto a la estrategia a seguir (válidas para Juan, Sara y cualquier persona en una situación similar)


Lo más importante a tener en cuenta a la hora de elaborar un plan para encontrar trabajo, NO es la educación reglada (suponiendo que ya te has decidido a estudiar una determinada carrera). Al fin y al cabo, esta opción siempre estará disponible y, una vez que te matricules, te irán guiando. Lo MÁS IMPORTANTE es la actitud. Veremos qué tipo de actitud (he hablado ya, en otros posts, sobre estos temas, pero los repito porque son extremadamente importantes para encontrar trabajo).

La actitud correcta

Veo, por ejemplo, que tanto Juan como Sara, tienen ya una actitud bastante positiva porque se están  preocupando por obtener una información más concreta sobre lo que pueden hacer con sus carreras profesionales.

Aun así, y para que quede claro tanto para él, como para Sara (como para ti lector), insisto en que hay que cambiar "el chip"  y concienciarse de que:

- La comodidad es peligrosa. Por ello, quedarse en casa esperando a que algo cambie puede considerase "la actitud más peligrosa de todas". Hay que salir a buscarse la vida. Ya veremos cómo. Nota: Este es un ejemplo de detalle en el que hay que reflexionar correctamente para acertar.

- Deberás intentar recorrer siempre el camino menos transitado. Hacer lo que todo el mundo hace, con toda probabilidad, te llevará a estar en el paro durante mucho tiempo. Insisto especialmente en este punto porque esto es importante y hay que comprenderlo bien.  Los caminos más transitados son fáciles de seguir, y por ello, dan nulos o escasos resultados.

Por ejemplo: sacar una carrera y ponerse a mandar currículos a "diestro y siniestro", es algo relativamente fácil hoy en día en España y es, por tanto, un camino muy transitado, por lo que con toda seguridad no te dará ningún resultado.Nota: Nuevamente, en este caso hay que ser específico. Lo diferente vendrá determinado por tus circunstancias personales (mercado, gustos, etc.)

-Deberás tener una actitud siempre flexible: Si hay miles de personas con exactamente la misma formación, lo que te hace diferente es tu, mayor o menor, flexibilidad para adaptarte a un puesto de trabajo. ¿Qué significa ser flexible? No significa dejarse explotar, sino ponerse en el lugar de la organización que te ha contratado y ver qué es lo que realmente demanda en cada momento. Esto no es tan difícil de hacer como parece porque, lo cierto es que, la gran mayoría de las personas sólo quiere hacer, única y exclusivamente, aquello para lo que se le ha contratado.


Siempre recuerdo a un señor que estaba a punto de jubilarse en mi empresa, que no tenía mucha formación pero si una voluntad de oro para hacer pequeñas tareas. Al final, ningún jefe quería que se jubilase. Sabían que sería difícil dar con otra persona tan dispuesta a colaborar con la organización. 

En otra ocasión, un director de recursos humanos a quien yo daba clases en una empresa, me habló de un empleado muy eficiente que se dedicaba a hacer las tareas de mantenimiento en las instalaciones. Eran tan bueno, que cada vez que había un cambio de director, conseguía que le subieran el sueldo. Su flexibilidad le hacía imprescindible.


Mide, mide y mide

Este es otro aspecto muy importante para acertar con la estrategia. Intenta siempre que tus decisiones estén basadas en datos concretos (y no en suposiciones), cuantos más concretos mejor.

Doy ejemplos:

- Busca el número exacto de plazas ofertadas en tu área de interés y el número exacto de aspirantes a esos empleos.
- Contacta con las academias, o centros privados, donde quieras trabajar y pregunta por el perfil de las personas que buscan (o buscarían en caso de necesitarlo).
- Averígualo todo sobre el centro donde aspiras a trabajar.

Aprender a vender

Tan importante como "tener un buen producto" (tu educación) es saber "venderla", es decir, darla a conocer a un posible empleador.

Lamentablemente, el sistema educativo no da ninguna importancia a estas habilidades e incluso, está hasta mal considerado hablar de "vender".

Saber vender no es ponerse en un puesto de mercado a gritar las bondades de tu producto. Tampoco es utilizar el engaño, o las males artes, para convencer a un posible comprador. Se trata, en cambio, de "ofrecer soluciones a los problemas de tu posible comprador", en este caso, tu empleador.

Para ofrecer soluciones, deberás primero detectar problemas. Esto requiere un conocimiento previo de tu posible empleador.  Pongo ejemplos:

- Colegio privado que no necesita profesores de inglés, pero si personas bilingües que puedan acompañar a los niños a un campamento de verano.
-Colegio privado que necesita profesores para realizar actividades extraescolares en inglés (teatro, por ejemplo). Puedes presentar un plan a la dirección y decirles que tú te encargarás de todo, a cambio de una pequeña comisión. La cuestión es meter la cabeza y que te conozcan.
- Colegio privado que necesita clases de apoyo de inglés. Igual que el punto anterior.

¿Cómo averiguas todo esto? Preguntado, llamando, leyendo, buscando. Recuerda que nadie te dará la información "masticada"; la tienes que "masticar" tú si quieres ir por el camino menos transitado.


Los ejemplos de Juan y Sara

Pondré los ejemplos de Juan y Sara para que puedas ver cómo funciona la estrategia y extraigas conclusiones que puedan ser aplicables a tu situación.

IMPORTANTE:  Los diagnósticos que doy a continuación están basados sólo en la información que Juan y Sara me han proporcionado por email. Para hacer diagnósticos más precisos necesitaría contactar con ellos personalmente. Y, aún en este caso, hay que tener en cuenta que en todo juicio hay un porcentaje de error, entre otras razones, porque puede haber variaciones de las conductas de las personas. Por ejemplo: si a una persona le dices: "no vales para estudiar porque eres muy vago", es posible -contra todo pronóstico- que en el futuro sea un estudiante brillante si decide cambiar de actitud. Por eso, doy a mis diagnósticos una fiabilidad  de alrededor 80% solamente y, en algunos casos, podría ser incluso inferior.

Diagnóstico de Juan

- Ignoro si podrá opositar porque no sé si tiene constancia e infinita paciencia (que podrían venir a suplir la falta de una buena o excelente memoria). Por ello, estas preguntas se las tendrá que responder él mismo.

- En principio, no tiene muchas posibilidades de poder trabajar para una academia privada porque no tiene un nivel nativo de inglés. Para poder hacerlo, debería haber estado expuesto al inglés desde temprana edad. No obstante, nivel nativo, podría ser "semi-nativo" y adquirirlo a una edad adulta. Pero para ello, deberá pasar varios años viviendo en un país anglosajón.

- Sí puede estudiar filología inglesa e intentar enseñar en centros privados.

Ahora, para elaborar la estrategia de Juan, haremos específicas las cuestiones generales que hemos reseñado más arriba.

La estrategia que Juan debe seguir

ANTES de empezar la carrera, Juan debería irse a trabajar (de lo que sea) a un país de habla inglesa.  A ser posible, en un lugar apartado, donde no tenga contacto con otros españoles.

¿Por qué antes y no después? Porque cuanto más años tenga, más difícil le resultará lograr un buen dominio del inglés hablado. Se trata de abrirse oportunidades. Si logra un buen nivel de inglés, no sólo le servirá para estudiar filología inglesa, sino que podrá trabajar para academias e incluso optar por otros trabajos.

Además, si consigue trabajar y ser algo disciplinado con el dinero, podría sufragarse una carrera a distancia desde donde esté.

Para nada le recomiendo a Juan que se apunte a un academia para estudiar inglés. Ese es el camino más transitado, que puede ser válido para quien quiere simplemente estudiar inglés, pero no para quien aspira abrirse camino como profesor de inglés en un mercado cada vez más competitivo.

Nota: Comprobarás que por cada opción que tomes, habrá un camino más transitado y otro menos transitado. Por ejemplo, decidida la opción de salir al extranjero mucha gente opta por irse a trabajar a Inglaterra por la cercanía y la menor dificultad con los papeles. Pero ¿por qué no intentar Estados Unidos? Sí, parece difícil, pero no es imposible. Por ejemplo, como monitor de campamento en verano.

Trabajar donde incluso no se puede

Una vez tuve una alumna que hablaba bastante bien inglés, pero quería perfeccionarlo y practicar aún más. Le pregunté dónde lo había aprendido. Me contó que se había ido a hacer un curso a Estados Unidos con unos ahorros. Cuando acabó el curso, le ofrecieron atender una lavandería en el mismo "college" donde había estado estudiando. Aunque su situación no era del todo legal, no dudó en aceptar el puesto (muy por debajo de cualificaciones) lo que le permitió estar otro año más aprendiendo inglés. Cuando volvió a España, encontró trabajo, en parte, gracias a su conocimiento del inglés. Esto es un ejemplo de tomar el camino menos transitado y tener un resultado de éxito. Toma nota: "el mundo es de lo valientes."


Aprender a medir y a vender

Como Juan está a punto de empezar una carrera, no tiene todavía que medir, ni vender su trabajo como profesor de inglés, no obstante, puede empezar a prepararse y hacer de ello una actitud de vida.

Desde el mismo momento en que intente salir al extranjero, deberá  intentar "venderse" (redactar bien, hablar bien, comunicarse bien), puesto que tendrá que convencer a más de una persona para hacer realidad sus aspiraciones. Por ejemplo: ¿A quién debo contactar para llegar al destino que quiero ir? ¿Cuál es la actividad más demandada para trabajar sin titulación? ¿Cómo podré aprender inglés al mismo tiempo? ¿Qué le debo decir al futuro empleador en la entrevista?

Aquí tienes un ejemplo de persona que se decidió irse a trabajar al Reino Unido cuando perdió su empleo en España.

Una buena idea es hablar con personas que ya hayan pasado por la experiencia de salir fuera. Juan puede invitar a ese conocido a un café, o al aperitivo, y ver qué le cuenta. Esa persona, con toda probabilidad, estará encantada de comentarle a Juan su experiencia porque a todos nos encanta hablar de nosotros mismos.

Yo misma he probado esta fórmula con personas de mi entorno cuando quería profundizar en algún tema que desconocía y siempre me ha dado muy buenos resultados.


Diagnóstico de Sara

"El efecto cuello de botella" hace mucho daño a Sara puesto que tiene una formación de documentalista. ¿Qué significa esto?

Significa que al haber tanta oferta de demandantes de empleo como filólogos, a la hora de contratar a un profesor de inglés de forma, más o menos, permanente, el director del colegio optará por un filólogo, en lugar de por un documentalista.

Imagina la situación. El director del colegio tiene una vacante de profesor de inglés y le llegan cientos de currículos.

Supongamos que el director del colegio privado quiere que ese filólogo hable inglés muy bien para dar más valor a su colegio que aspira a que sea considerado bilingüe y ese precisamente será su filtro para decidir a quien contrata. Sara envía su currículo. Y en su currículo el director puede ver que tiene experiencia como profesora de inglés y para la preparación de exámenes Trinity, pero tiene mucha más experiencia como documentalista y por lo tanto, con un sólo vistazo al currículo piensa que lo accesorio es lo de profesora de inglés y lo principal lo de trabajar como documentalista.

Si de todos los currículos que ha recibido, el director se quedará con solo dos porque son las únicas dos personas que, al parecer, hablan inglés bien (Sara y el filólogo), ¿a quién crees tú que que contrataría? ¿A Sara o al filólogo? Al filólogo ¿no?

Por tanto, en el caso de Sara tenemos un claro caso de no correspondencia entre la formación que se tiene (que no dudo que es la mejor como documentalista) y lo que el  mercado demanda.

Según ella misma ha podido comprobar, el mercado está diciendo "hay suficientes documentalistas ya". Y sí, ha dado un giro a su carrera al intentar formarse como profesora de inglés, pero el giro parece no haber sido lo suficientemente profundo.

La estrategia que Sara debe seguir

Claramente, Sara tiene dos opciones: estudiar la carrera de filología, o conseguir -como sea- más experiencia como profesora de inglés en colegios privados-concertados.

Para esta segunda opción (que es la más rápida), sugeriría a Sara realizar las siguientes acciones si quiere trabajar como profesora de inglés de forma más permanente:

-  Redactar su currículo de manera que predominen las referencias a trabajos como "profesora de inglés exclusivamente" y omitir la mayor parte de los trabajos como documentalista. En definitiva, debe eliminar toda ambigüedad respecto a la profesión que quiere desempeñar.

-Evitar tanto en la redacción CV, que ya hemos mencionado,  como en la carta de acompañamiento, como en la posible entrevista, dar la impresión de "quiero trabajar como profesora de inglés porque no puedo trabajar como documentalista". Aunque esto sea cierto, es lógico pensar que el posible empleador no quiere escuchar este mensaje, y si lo escucha, rechazará la candidatura de Sara. Siento decirle a Sara que este es el mensaje que yo capté nada más abrir su CV. También capté algo así como: "Quiero trabajar de profesora de inglés, pero si le queda una plaza libre en la biblioteca la preferiría." No hay nada de malo en esto en sí, sólo que si de lo que se trata es de buscar trabajo fijo de profesora de inglés, se está cerrando, sin darse cuenta, las puertas ellas sola.


- No hacer en su currículo demasiado hincapié en las clases de inglés impartidas como actividad extraescolar. ¿Por qué? Porque la  palabra "extraescolar" transmite el mensaje de "aún no estoy preparado/a para impartir clases de acuerdo con el plan de estudios".

- Poner en su blog (un blog muy completo con recursos para estudiantes y profesores de inglés que, para proteger la identidad de Sara, no enlazo) alguna información aclaratoria en español  (todo el blog está exclusivamente en inglés).¿Por qué? Porque es muy frecuente que las personas encargadas de contratar profesores en los colegios privados no sepan inglés y, por tanto, si Sara menciona en su CV el blog y, deciden echarle un vistazo, no podrán leerlo.

- Redactar una carta de acompañamiento a medida para el colegio en el que aspira a trabajar. Esto es importantísimo. No debe NUNCA utilizar una carta estándar que diga: "Le acompaño mi CV por si acaso fuera de su interés."  Debe, por el contrario, investigar cómo es el colegio, ver qué necesita y transmitir al empleador que es lo suficientemente flexible para amoldarse a las necesidades que tenga la organización.

- Hacer un vídeo dando clases de inglés, explicando algún punto del temario de inglés de secundaria en español y en inglés. Esto es optar por el camino menos transitado y, probablemente, el que más puertas le abra.

- Ofrecerse incluso, en principio, a trabajar gratuitamente en alguna organización para meter la cabeza. La mayoría de las personas no están dispuestas a trabajar gratuitamente y por eso ponen el grito en el cielo cuando alguien menciona esta posibilidad. Pero, al ser el "camino menos transitado", cuando te ofreces voluntario, las opciones se abren. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de las personas sentimos que cuando alguien nos hace un favor (hacer algo gratis es siempre un favor), debemos devolverlo y, por tanto, intentaremos pagar, o hacer algo para compensar el desequilibrio que se ha creado. Por supuesto que puedes fracasar en este intento, pero ¿no es ya un fracaso el hecho de estar en paro sin hacer nada? Al menos, podrás poner referencias luego en tu currículo.

Para terminar, una frase que solía decir siempre un antiguo compañero de trabajo:

"El puesto de trabajo lo crea uno con su actitud".

 No me queda más que desearles suerte tanto a Juan, como a Sara, en sus respectivas carreras, y a todo aquel que esté en una situación similar.

Si  has encontrado recientemente trabajo como profesor de inglés, por favor, comparte tu experiencia dejando algún comentario en el blog. 

***********


Imprimir

7 comentarios :

Angel dijo...

Mónica: Solo te escribo para felicitarte por tu profesionalismo, al hacer un análisis tan profundo de las dos situaciones y dar una respuesta tan clara a propósito de lo que preguntaron sobre lo que se necesita para ser profesor de inglés. Estoy gratamente impresionado.
Es la primera vez que entro en este blog, pues resulta que soy profesor de italiano desde hace muchos años y ahora quisiera dar clases de inglés. Veamos cómo marchan las cosas.

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por su ayuda, seguiré los pasos y a ver si puedo lograr lo que quiero.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con lo de que se ofrezca a trabajar gratis, porque si todos hiciéramos lo mismo las empresas se aprovecharían claramente de ello. ¿Para qué van a contratar a nadie o van a subir los sueldos si luego hay 4 pardillos que lo hacen por la patilla?
Se puede considerar un "fracaso" no tener trabajo, pero que tampoco nos tomen por tontos

Vadim Parjómenco dijo...

Muchísimas gracias por tu artículo. Estoy desempleado casi un año después de graduar el bachillerato. La situación de Juan es muy semejante a la mía. Por eso tu ayuda era muy importante para mí y tengo más fuerzas para seguir buscando el empleo.

Anónimo dijo...

Hola Monica, soy Marc y quisiera ser o trabajar como profesor de ingles, al igual que Juan y Sara.

Afortunadamente para mi soy practicamente bilingue (por circunstancias familiares pase los 6 primeros aaños de mi vida en Australia) y me pregunto si seria positivo para mi futuro estudiar en Irlanda la carrera de profesor de ingles. ¿Aumentaria de este modo mis posiblilidades de encontrar trabajo en centros privados-concertados?.
Gracias.

Anónimo dijo...

y para montar una academia???

Fredy dijo...

hola como estas Monica. me ayudo mucho tus comentarios. para poder ejercer como profesor de ingles trabaje como voluntario en un centro de idiomas por un mes y haciendo practicas. luego quede trabajando como profesor de ingles en el instituto. tuve que impresionarlos de que tenia talento para enseñar. el solo saber hablar ingles fluidamente no es todo, si no transmitir lo aprendido y que los alumnos te entiendan. hablar claramente al momento de explicar porque lo demás no suelen escuchar bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...