En busca de la excelencia

La anécdota que contaré a continuación no tiene mucho que ver con el inglés, pero me sirve para ilustrar cuál creo yo que debe ser nuestra actitud ante el trabajo y el esfuerzo. Dado que aprender inglés implica mucho trabajo, creo que también ilustra la actitud correcta ante el aprendizaje del inglés.

Esta es la historia (story, que no "history")

Como el pasado fin de semana fue puente en Madrid y mi hijo tenía vacaciones escolares decidimos hacer una excursión a Extremadura, tierra de conquistadores, de gran belleza, llena de historia, comida y gente excepcional.

Nuestra intención era empaparnos del mundo romano en Mérida y visitar Zafra y Trujillo. Para ello nos alojamos en una localidad cercana a Mérida en un hotel de cuatro estrellas (a four star hotel) a precio de hostal, quizá por la crisis.

Llegamos a eso de las dos de la tarde al pueblo. El hotel estaba bastante bien. Habitaciones amplias y cómodas con conexión a internet (esencial para poder seguir trabajando antes de salir de excursión). Como teníamos ya mucha hambre y ganas de descansar después de conducir algunas horas, decidimos bajar a comer algo a la cafetería del hotel tras dejar las maletas en la habitación. Nos sorprendió que prácticamente no hubiese nadie. "Mala señal" (bad sign [bad sain]), pensé. Una amiga, una vez me dijo: "si no sabes a qué restaurante ir siempre escoge uno que esté lleno de gente, ésa es buena señal."

La decoración de la cafetería era moderna y funcional, pero la mesa en que nos sentamos tenía polvo. Saqué un pañuelo de papel y la limpié. "A cualquiera le puede pasar" -pensé- "esto de olvidarse de limpiar una mesa".

Pedimos (aquí es cuando en inglés decimos: "order(ed)" = pedir en restaurantes. No se dice "ask") dos platos combinados y un sandwich club (esos sandwiches que son como torres, con pan, pollo, tomate, etc.).¡Vaya sorpresa nos llevamos cuando nos trajeron la comida! El pan del sandwich estaba quemado y las patatas fritas de bolsa, rancias (stale [sstel]). Sí, quemado y el huevo de mi plato estaba a medio freír. Por favor, ved foto arriba del pan quemado.

En vez de llorar, nos pusimos todos a reír a carcajada limpia, porque pensad: es muy difícil no saber hacer un huevo frito, prácticamente imposible (de ahí el dicho: "no sabe ni hacer un huevo frito" para señalar que alguien no sabe hacer absolutamente nada). Y el pan quemado. Cualquier cocinero con un mínimo de orgullo profesional no se atrevería a mandar a un camarero con un pan quemado para servir a un cliente.

Mi marido comió lo que pudo del sandwich (el hambre apretaba) y yo dejé el huevo sin tocar. Menos mal que el filete se podía comer. Cuando medio acabamos, el camarero vino a recoger los platos. Mi marido le dijo pasándole con la mano el plato con el sandwich quemado: "Give the cook my compliments" [giv de kuk mai compliments], o sea, "Felicite al cocinero de mi parte", en tono sarcástico se supone. Yo creo que el camarero entendió perfectamente, pero puso cara de poker. Finalmente, yo pedí un helado de esos envasados de postre pensando "con el helado no se pueden equivocar". Me equivoqué. El helado se había derretido, seguramente durante el transporte y lo habían vuelto a congelar; lo cual era evidente puesto que tenía más forma de plasta que de helado. Pedimos la cuenta, 40 eurazos por todo el desastre. No creáis que nos pidieron disculpas o nos ofrecieron cambiar lo quemado por otro plato cuando protestamos, nada de nada, sólo la "cara de palo" del camarero que a veces ocultaba una sonrisita (quizá el cocinero era su enemigo y se deleitaba pensando en lo mal que lo hacía, quizá le contagiamos nosotros nuestra risa). Recordad que estoy hablado de una cafetería de un hotel de cuatro estrellas y no de un bar de barrio. Mi marido me dijo: "este sitio debe estar subvencionado, sino no me lo explico."

Conclusión que sacamos: "no volveremos a comer en este hotel nunca más en la vida." Y efectivamente, al día siguiente para desayunar escogimos una cafetería cercana al hotel. Nada de decoración moderna, ni florituras, con la tele dando las noticias y la gente del pueblo charlando y fumando en la barra. Pero lo que tenía que estar bien, "la comida", estaba bien. Nos sirvieron un desayuno maravilloso (a wonderful breakfast [a wanderful brekfast]), tostas con jamón ibérico y tomate, buen zumo de naranja y café. Todo por unos 3,5 euros por persona; mucho más barato que en el hotel.

Después de esta experiencia llegué a las siguientes conclusiones:

  • Dado que el mundo se ha convertido en aldea global, cada vez importa menos donde estás y cada vez importa más quién eres. Por tanto, ahora da igual que tu negocio esté en "Pansicricio de al lado"; el usuario te medirá con un exigente rasero global. ¿No me creéis? Mirad las opiniones en "ciao" o en páginas de hoteles sobre los servicios de hostelería en cualquier sitio del mundo. Puedes publicar ahí todo lo que piensas sobre la calidad de los servicios que has disfrutado o utilizar esas opiniones antes de decidirte por algún lugar a donde ir a pasar tus próximas vacaciones.
  • Lo malo causa mucho más impresión en nuestra memoria que lo regular o lo bueno. Es decir, si eres regular o bueno, la gente se calla; pero si eres malo, lo gritan por todas las esquinas para que todo el mundo se entere. Ya se sabe: no news, good news. [no nius, gud nius]). Algo así como: "si no hay noticias, son buenas noticias."
  • La naturaleza te pide trabajar y a ser posible trabajar lo mejor posible. ¿Por qué creo esto? Porque cuando no lo haces se produce una consecuencia negativa que tarde o temprano se manifiesta con menor o mayor virulencia.
  • Es importante aprender a interpretar las causas y efectos de nuestros actos. Con ello quiero decir que cada uno debe responsabilizarse de la parte de las consecuencias negativas que le corresponden y no echarle la culpa al empedrado. Por ejemplo, después de la mala experiencia en la cafetería del hotel, decidimos ir a desayunar a otro sitio; la cafetería de enfrente del hotel ganó dinero y el hotel lo perdió. Si un día el dueño del hotel despide al cocinero de los sandwiches quemados por las pérdidas, el cocinero podrá pensar que el dueño es una mala persona y que la culpa de su despido la tiene la crisis. Puede que sea la crisis, pero una parte importante de lo que nos ocurre tiene que ver con nuestra actitud ante el trabajo. Observé, por ejemplo, que en Mérida a pesar de la crisis las cafeterías y restaurantes buenos seguían teniendo bastante más público que los sitios malos o regulares y éste se llevaba la mejor parte. Y no era de extrañar, ofrecen productos simplemente fantásticos, son rápidos sirviendo, están bien organizados y se les ve muy trabajadores.
  • Todo está más unido que nunca y muchas veces pagan justos por pecadores. Si viene un guiri por primera vez a España y se aloja en el hotel en que estaba yo (no es ninguna tontería puesto que es una zona de vinos y vienen muchas empresas extranjeras de visita) y se le ocurre ir a la cafetería, volverá a su país contando que en España hacen "sandwich quemados" y son capaces de servirlos y cobrar por ellos sin rechistar. Por suerte hay muchísima gente en España que hace bien los sandwiches y muchas otras cosas más y, afortunadamente también en todos los sitios cuecen habas. Supongo que entendéis lo que quiero decir. Incluso un humilde sandwich da imagen de un país y sus habitantes y, por tanto, repercute en el turismo y sus servicios. Sí, es una millonésima parte, pero que sumada a muchas otras millonésimas partes, representan mucho. Por tanto, hay que ser consciente de que nuestra forma de trabajar y luchar repercute no sólo nuestra vida, sino también en la vida de nuestra familia, pueblo o ciudad, empresa, comunidad, país y mundo.
  • A veces existen situaciones excepcionales o artificiales que nos impiden separar la paja del trigo. Sí, a veces, personas o negocios triunfan porque se encuentran en una situación excepcional: son los primeros en el mercado con un producto, tienen un monopolio o son una mafia. También la situación puede ser artificial, por ejemplo, están subvencionados. Pero, insisto, la naturaleza nos pide trabajar a ser posible lo mejor que podamos en nuestro sector. Y sino me creéis pensad en lo que los ocurre a los "animales subvencionados", es decir, los domésticos. Muchas veces, perros o gatos son excesivamente alimentados por sus dueños y se vuelven gordos y perezosos; si tuviesen que vivir nuevamente en libertad probablemente no sobrevivirían. No digo que las subvenciones estén mal, no, muchas veces las subvenciones son imprescindibles para crecer y desarrollarse, piénsese por ejemplo, en las becas. Tampoco digo que los animales domésticos tengan que trabajar, simplemente digo que hay que controlar lo que se subvenciona y el subvencionado tiene que trabajar para mantener intactas sus habilidades para sobrevivir en tiempos de escasez.
  • Muchas personas tienen ante la vida la actitud de un "adolescente caprichoso, irresponsable, amante de atajos (shortcut [sshortkat]) y enemigo de la cultura del esfuerzo." Es una manera de pensar que se resumen en que: "los que trabajan y se esfuerzan son tontos. Yo voy a conseguir mucho más, haciendo lo que me da la gana." A veces lo consiguen y a veces no, pero cuando lo consiguen, amigos, es un "triunfo artificial", podrido por dentro, que tarde o temprano se vuelve en su contra. ¿Por qué? Porque el esfuerzo es una ley natural; y lo otro, el triunfo sin esfuerzo (la lotería) es una situación artificial que cambia en cuanto cambia el rumbo del viento.
  • Los que tienen que darse por aludidos son los que menos ven que hay una conexión directa entre su pereza y las consecuencias negativas que sufren. Las consecuencias negativas solo las ven quienes están predispuestos a esforzarse y trabajar, quienes ya tienen una actitud propicia para llegar a la meta. Los otros, los que no quieren ver, se conforman con echarle la culpa a los demás de sus desgracias.
  • No diré el nombre del hotel ni su localización porque creo que todo el mundo puede equivocarse y tiene derecho a una segunda oportunidad.
  • Todo lo que cuento es, en realidad, muy antiguo, se remonta al inicio de los tiempos y ha sido dicho antes por miles de personas, sin embargo, no por mucho repetirlo lo aprendemos.

    Cuando te esfuerzas, trabajas día a día y tienes disciplina, echas raíces fuertes; creas una manera de responder ante las adversidades que te hace prácticamente invulnerable. Cuando no lo haces eres como un barquito de papel que navega sin rumbo y se hunde con un mínimo oleaje. Igual ocurre con el inglés ¿te aplicas el cuento?

    *************

    Novedades

  • Sergio me escribe para presentarme blog sobre "traducción y doblaje." Muy recomendado para todos aquellos que se dedican o desean dedicarse a la traducción

  • J. Carlos me escribe para presentarme su página, donde la gente puede buscar intercambios de idiomas, clases particulares o traducciones. www.babelan.net. Recomendada para aquellos que buscan un intercambio (Madrid y Barcelona.

  • He preparado esta tablita para los que se confunden con "how many, how much, how far..."

  • Imprimir

    14 comentarios :

    el tigre de bengala dijo...

    Monica, why don't you add a prepositions lesson? I am quite mediocre with them.

    Gabriel dijo...

    Mónica, miro las papas esas y me da mucha gracia. Respecto a tu reflexión, yo creo que el tema de hacer el mayor esfuerzo de uno, dar el máximo, no ha sido un valor propio de sociedades de otras épocas. Quizá las exigencias económicas actuales nos llevan a eso, pero trato de entender que los hombres no somos especies de máquinas que se esfuerzan por dar lo mejor y así hablar de una justificación natural, pués sin ánimo de justificar la ociosidad y la falta de esfuezo; creo que es de suma importancia revalorizar el sentido de cooperación, hermandada o como se llame; permitiéndonos interpretar la vida en un sentido más humanitario. Con ello no quiero transmitir una visión hippie de la vida, pero pienso que muchas veces nos encontramos inmersos en una forma de vivir que no nos permtie cuestionarnos realmente que hay dentro de nuestro ser.

    Con mucho respeto
    Gabriel

    Jordi dijo...

    The dinner is a shame,incredible !!
    Luck you take that with good mood :)

    Thank you Monica for this chronicle and for your effort for that beginners as me,we can learn a bit more.

    Jordi.

    VIRGINIA dijo...

    !Qué sorpresa! Soy profesora de Inglés, de Mérida, y sigo tu blog porque me parece que haces un trabajo estupendo. Me alegra que te haya gustado nuestra tierra. Un abrazo,
    Virginia

    el tigre de bengala dijo...

    Hola Mónica, me gusta tu espirítu aventurero, me aplico el cuento, estudio Inglés una hora al día, pero estoy en contacto con la lengua, durante horas y horas diariamente de lunes a viernes, con Vaughan y la televisión en inglés de noticias.

    Jesus Guevara Automotriz dijo...

    Hola Monica, te felicito por tu blog, es el primero que veo sobre este tema. Todavia no te puedo puedo dar una opinion sobre el porque lo acabo de conocer, pero lo seguire y mas adelante te dire que pienso. Me parece interesante tu enfoque.

    Yo diria que "me hace falta un grado para hablar ingles", bueno en realidad me falta mas que eso, pero siento que tengo mucha facilidad para aprenderlo.

    Leo medianamente ingles tecnico debido que que soy mecanico y los manuales y la informacion aunque este en español, siempre termina en ingles.

    Estoy suscrito a las lecciones diarias de Englishtown.com. ¿Queria que me dieras tu opinion sobre ellas?

    Tambien queria preguntarte que piensas acerca del curso que ofrecen en Ventas por TV: "Auto Inlges Total, si vale la pena o no.

    Saludos, felicitaciones.

    Rodolfo Llanos dijo...

    Todo aquello que no lleva algo de sacrificio, automaticamente pasa a dejar de valer la pena.
    Tenganlo en cuenta.
    Otra vez mis felicitaciones hacia ti Monica por tu trabajo.
    Rodolfo Llanos
    CEO www.soloingles.com

    Monica dijo...

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Y "Virginia",la próxima vez que vaya, te llamo. Un abrazo.

    Jesús No he probado los cursos que me mencionas, pero por lo que he visto en internet deben ser bastante buenos.

    En general, los cursos multimedia están muy bien hechos y son buenos. Ahora bien, te cuento lo que a mí me pasa con este tipo de cursos (y creo que a mucha gente). El problema para mi está en la motivación. Al carecer de contacto humano me resulta muy difícil tener disciplina. Quizá tengas un profesor que haga tutorías, pero en general, son unilaterales, todo depende de ti. Y, yo al menos, me aburro sola. A mi me ha pasado con la gimnasia. Me pongo con un vídeo dos días y luego no puedo. Ahora voy a un gimnasio donde hacen unas clases de gimnasia en la piscina y no me pierdo ni una.

    Pero puede ser que a otras personas sí les funcione. Tendrías que valorar tú mismo que tal te va.¡Suerte! Saludos, Mónica

    Bud dijo...

    Hola Mónica.

    Acabo de toparme con este blog y lo único que puedo decir es que con todos estos artículos y comentarios me siento motivado a estudiar inglés una vez más. Anteriormente no tenía tiempo pero ahora cuento con algunas horas libres y quiero aprovecharlas aprendiendo inglés.

    Quiero empezar esta tarea haciendo uso de la tecnología actual. He averiguado sobre un software llamado Tell me More el cual consta de cuatro niveles (Principiante, Intermedio, Avanzado e inglés de negocios). Sin embargo me gustaría leer opiniones al respecto. Esto en el caso que tú o alguno de los usuarios que participan en este blog lo haya probado, tenga referencias o algo por el estilo.

    Un abrazo!

    Y saludos desde Colombia.

    Monica dijo...

    Bud Conozco "Tell me more" y creo que es bastante bueno. Lo único decirte lo que le dije a Jesús más arriba (ver comentario anterior). Gracias por el comentario. Un saludo, Mónica

    Henry FGC dijo...

    Wow fantastico ...terrific como dicen xD ...Lo único que no me gusto es que hayas dicho que los jovenes somos caprichosos. (haber que generacion es la q le gusta aprender de todo asi le toquen sacrificios)
    ejemplos:
    Linuxeros
    Jovenes que manejan ya tres idiomas (generaciones anteriores con un idioma era mas que suficiente)
    Bloggers que le dedican mucho tiempo a sus blogs.
    Simples "foreros" o cualquier otro internauta.
    Y quien sabe que mas cosas (hasta raras) hace la gente ahora con tal de aprender algo.
    Soy de Colombia, vivo recientemente en Venezuela y aunque vivo en una casa muy amplia con la nevera llena de todo y propia aseadora o ama de llaves (como dicen los gringos) y aun asi salgo a vender camisetas o libros o lo que sea (ademas de sacar bastante tiempo hasta altas horas de la noche estudiando Inglés, Japonés & Java...es que soy de mala memoria ¬¬ )

    Conclusion: Como yo hay muchos y mejores no somos una generacion de perezosos o caprichosos o esas cosas (los sesenta pasaron hace mucho tiempo)

    Monica dijo...

    Henry Yo no he dicho que los jóvenes de hoy sean necesariamente "caprichosos...." He dicho que alguna gente se comporta así. Pero eso ha sido siempre, antes y ahora. Siempre ha habido gente muy responsable y trabajadora y gente que no es así. Gracias por el comentario. Un saludo,

    Norma dijo...

    Hi Mónica!! Acabo de aterrizar en este blog y me encanta!! Haces que parezca mucho más fácil aprender inglés. Al menos a mi me has motivado un montón en un sólo ratito...
    ¡¡A partir de ahora me lo añado a mis favoritos!!

    Luna

    Ana Gonzalez dijo...

    Llegue a tu blog buscando aprender algo de vocabulario en ingles y me encuentro con alguien, que hace unas reflexiones que me gustan porque pienso como tu.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...